Páginas

sábado, 11 de junio de 2022

Shmups de Saturn parte 4

Gun Frontier

Seguro que muchos pensabais que la serie sobre shmups de Saturn se había acabado en la parte 3. Eso es harto complicado si tenemos en cuenta que nos hemos dejado muchos en el tintero y que forman parte de mi colección, cada vez un paso más cerca del full set de este género. Pero en este entrega hablaremos de algunos de los que tengo  que no me resultan tan atractivos como los comentados en entregas anteriores por algún que otro motivo.

lunes, 6 de junio de 2022

CRTs enormes a propósito del Panasonic de 33 pulgadas. Ventaja de los tubos vs LCD para retro (PARTE 1).


Después de tener la gran suerte de conseguir un PVM 2950QM me quedó la espinita de tener algún CRT en modo TATE para matamarcianos, que es un género que siempre me ha encantado. Hasta ahora estaba usando un LCD de 40 pulgadas rotado, cumpliendo lo comentado en ESTE ARTÍCULO que era de hecho una actualización de otro artículo previo de 2017. El resultado es similar a la foto que podéis ver adjunta.

El problema de los LCDs es que, sí, con un OSSC, una Raspberry o un emulador que aplican scanlines dan bastante el pego. Pero en definitiva, si eres un sibarita y exigente como yo en el fondo sabes que la imagen que estás presenciando no es, ni de lejos, igual a como se ve en un CRT (y si comparamos con monitores profesionales tipo PVM ya ni hablemos). Al fin y al cabo, todos estos juegos retro que tanto nos gustan siempre se han visualizado en un tubo, ya sea monitor profesional, monitor de recreativa o televisor.  La tecnología LCD no puede aportar ese tipo de imagen de forma fiel. 

CRTs de gran tamaño (PARTE 2)

 Panasonic TX-33A2E

Sabía que en el fondo el LCD no es lo que quería (sí, muy grande la imagen y con scanlines, pero teniendo al lado el PVM se le notan las vergüenzas). Empecé a la caza de una televisión de tubo para ponerla en modo TATE, dado que conseguir otro PVM 2950 se antoja absolutamente imposible, no ya por precio, que también, ya que algunos se han vendido a precios completamente absurdos, sino por el hecho de dar con uno a la venta simplemente, es probable que antes te caiga un rayo.