Páginas

sábado, 29 de agosto de 2020

EN BUSCA DE LOS SONY PVM, PARTE 2

Para empezar y ser sincero, no creía nunca que hubiera una segunda parte del artículo de los PVMs pero un giro de los acontecimientos me ha obligado a volver a escribir sobre el tema. Si no has leído la aventurilla de los Sony PVM madrileños, hazlo antes de seguir con esta segunda parte.

Los Sony PVM pueden ser adictivos. Cuando ves uno, lo pruebas y te gusta la calidad de imagen que proporcionan, te vuelves fan de este tipo de monitores CRT profesionales, especialmente si eres exigente y no te conformas con la imagen que da una televisión convencional, aunque hay que reconocer que en la mayoría de casos es más que suficiente y bastante barato. El problema es que cuando tienes un PVM y lo usas ya no quieres volver a una televisión convencional porque la comparación es odiosa y le ves todas las limitaciones. 

El precio puede ser un problema, y debe asumirse que se pagará hasta mil veces más que por una televisión convencional. Ya se venden caros los PVM de 9 y 14 pulgadas. Los de 20 comienzan a ser un dolor en el alma comprarlos, pero los de tamaños de 27 y 29 son directamente un desembolso casi inmoral.

2730QM
En la primera parte de "en busca de los Sony PVM" comenté que por lo general, vas a perder calidad cuando aumentas el tamaño. Esto no es del todo falso, pero hay que matizar que siempre depende de con qué se compare. Comparar un monitor PVM L4 de 20 pulgadas con un PVM 2730QM no es demasiado justo y yo lo he hecho de forma irremediable tras ver uno y el otro con 5 minutos de diferencia.

El L4 juega con la baza de que es más pequeño y que tiene un tubo más moderno del año 2001 de tipo HR Trinitron de 800 líneas,  mientras que el 2730 monta un monitor Trinitron convencional de los primeros en incluir esta tecnología con este tamaño, en el año 1986-1988. Éste último solo tiene la baza de ser más grande, pero en calidad de imagen no puede competir. Entonces entras en la tesitura de elegir:¿Quieres más calidad pero menor tamaño y menor precio o en cambio prefieres algo de menor calidad, más grande pero también más caro? ahí cada cual debe elegir sus preferencias.

Para ser algo más justos, y para ver qué impacto real tiene el aumento de tamaño en la calidad, habría que comparar el 2730 con el resto de la gama "profeel pro" o más conocidos como " Sony Cube": 2130QM y 2530QM. En definitiva, las comparaciones siempre han de ser entre monitores de épocas similares. Las cosas son más fáciles si tienes claro que solo quieres un tamaño muy concreto, pero dentro del mismo tamaño también hay calidades variables. Volvemos a lo mismo, sigue siendo injusto comparar un 20M4 de 1997 con un 2130QM de 1988. Al final, todo depende de si al verlo en directo te gusta lo que ves o no, porque a veces en este ámbito no se puede conseguir lo que uno quiere cuando quiere, si no lo que se puede cuando surge en un momento concreto: lo tomas o lo dejas. Puedes consultar la lista completa de monitores de Sony en ESTE ENLACE

El 2950QM que deseché

En aquél viaje a Madrid me topé con un 2950QM que me decepcionó de forma importante, por la calidad de imagen que proporcionaba. Colores lavados y falta de nitidez, era evidente que no era normal el tipo de imagen que presencié, pero por el precio a alguien le compensó llevarlo a repasar a un técnico, justo después de irnos nosotros. El precio era casi la mitad de lo que suelen pedir. Pero en esto no todo vale: no te lleves NUNCA un PVM que no te convence simplemente porque "es lo que hay" o cometerás un error de bulto. No fue mi caso, lo dejé allí. Y creo firmemente que hice lo correcto. Por la calidad y por una cuestión logística (no cabía gran cosa más en el coche si nos traíamos ese 2950).

El 2950QM es un monitor PVM infrecuente, razón por la cual cuando sale alguno la gente pide en la franja de los 800 a 1000 euros, pero siempre que la imagen sea la esperable de este modelo. Dado que con el tiempo los precios varían, esto puede empeorar más aún o desplomarse de precio si esto de la fiebre retro se enfría con las nuevas generaciones.

Este tamaño no se estilaba en España, son más habituales los de 9,14 y 20. El 2730QM no se suele ver mucho, pero aparecen. El 2950QM es aún más raro que el 2730 y en España hay realmente pocos, y cuando salen no duran mucho a la venta. Mencionaremos que existe un "cube" con un absurdamente grande tubo de 32 pulgadas, el llamado 3230QM, pero roza lo imposible toparse con un modelo así.

Dado que el 2950QM de Madrid no mostraba la calidad real de este modelo, no me rendí con él, pero dada la infrecuencia de verlo, daba por hecho de que era improbable toparme con otro para poder comprobar que, en efecto, el 2950 que vimos no estaba bien. Pero contra todo pronóstico pude dar recientemente no con 1 sino con 3 de un vendedor Barcelonés de wallapop llamado Marcos que es un tipo genial. Antes de contar la experiencia hay que ponerse en situación.

¿Por qué el 2950QM es un monitor tan buscado?  La razón de que los que somos aficionados a los PVM nos volvamos locos y paguemos lo que sea por este modelo es porque es, oficialmente, el modelo de PVM de tecnología CRT 4:3 de tamaño grande más moderno que existe. Incorpora un tubo Super Triniton de tipo flat con poca curvatura y aunque conserva el diseño estilo "Cube" con altavoces laterales desplegables y carcasa cuadrada, NO es de la época del 2730QM. El 2950 es del año 1999 por lo que pertenece a la época de monitores como los 20M4 y 20L4 (1997-2001) por lo que es relativamente moderno. No existen muchas más opciones en estos tamaños, el 2730 es la alternativa razonable pero 10 años más viejo y con más limitaciones (con conector Scart directo, pero sin ajustes de imagen de tamaño y posición ni digitalmente por menú ni analógicamente con botones en el exterior, a menos que se realice un mod)....no existen más modelos dentro de la gama XX50, el 2950 está solitario. Es además el único modelo de 29 4:3 que existe dentro de los PVM de Sony, sólo superado en tamaño por el modelo de 32 pulgadas de la época del 2730, el antes mencionado 3230QM.

Imagen de un 2950QM

Es por tanto, un modelo grande y "moderno". Si buscas un PVM de gran formato que te permita tener una gran calidad de imagen por encima de las habituales 14 o 20 pulgadas, el 2950QM es el santo grial de la gama.

Generalmente suelo buscar siempre en wallapop los Sony PVM, realizo búsquedas con frecuencia para ver lo que va surgiendo. Marcos anunció el modelo en wallapop y siendo de Barcelona contrariamente a donde se encuentran muchos PVM que es Madrid, tenía la oportunidad de poder verlo sin hacer un viaje de 14 horas. Marcos tenía 4 de este modelo, lo cual era algo realmente inaudito. Me contó por qué acabó con 4 unidades del 2950 (1 para él y 3 que estaba vendiendo).

Al igual que yo, pero con más intensidad, Marcos se obcecó por tener a toda costa un 2950. En España la búsqueda era infructuosa así que comenzó sus pesquisas en Ebay de Alemania, donde veía que se ofertaban bastantes unidades de este modelo para recogida local. En Alemania había más producción cinematográfica por lo que se usó bastantes más este modelo. Marcos intentó que le enviaran alguno, pero los vendedores alemanes se negaban a enviarlo, en cierta forma algo comprensible. Valoró incluso hacer un viaje expresamente a Alemania para traerlos. Finalmente encontró una empresa que vendía un pack de 4 unidades indivisibles del 2950, y localizó también otra empresa que podía hacerlos llegar a Barcelona paletizados y bien protegidos, así que Marcos acabó comprando esos 4 por tal de hacerse con un 2950. 

Los 2950QM paletizados

Marcos le echó mucho valor al asunto, porque a parte del coste económico siempre es arriesgado el transporte de este tipo de material a largas distancias. Afortunadamente también ayudó el hecho de que los 4  PVM 2950QM venían con su caja de transporte o "flight case", que los protege mucho. Así que llegaron perfectamente a Barcelona.

Los 4 2950 antes de ser enviados

Creo que Marcos también se arriesgó con la calidad del modelo, porque su única referencia eran fotos y vídeos y el hecho de tener un PVM de 20 pulgadas. Ninguno de estos factores garantiza que des con un 2950 que no esté bien por una razón u otra, por lo que al igual que decía en la primera parte de esta entrada, no recomiendo comprar un PVM sin verlo antes en funcionamiento en directo con alguna consola por RGB que te sirva de referencia de lo que el PVM muestra con señales de este tipo. Especialmente modelos caros como el que nos ocupa. De todas formas, era difícil fallar con 4 unidades, pero todas llegaron bien. La decisión final para realizar esta locura por parte de Marcos fue también que los PVM provenían de una empresa de alquiler de material cinematográfico, donde todo se revisa con frecuencia y donde no se realiza un uso intensivo de los mismos, por lo que cabía esperar que los monitores no estaban machacados con un montón de horas de uso.

Los 2950QM mostraba una gran calidad de imagen, con colores
muy vivos, y buena nitidez con marcado de scalines

Debo reconocer que iba muy escéptico a ver los 2950 tras la negativa experiencia de Madrid con el que vimos, pero de 3 PVMs de este modelo no podían estar mal los 3, por lo que estaba seguro que era improbable que eso se repitiera (y casi imposible que 3 unidades estuvieran mal).Marcos me atendió muy bien y como aficionado a lo retro charlamos mucho.

Dos de los 2950 donde realizamos comparativas

Me llevé el MisTer y probé varias consolas a resolución nativa comparando la calidad de 2 de los 2950, y como era de esperar ambos estaban realmente bien de imagen, como debían ser. Así que me llevé el que vi mejor de geometría para no pelearnos para ajustar el otro y Marcos tuvo el gran detallazo de quitar el logotipo de Sony de otro de los PVM para ponérselo al mío, lo cual se lo agradeceré eternamente (puede parecer una tontería, pero el logotipo de Sony viste mucho en estos monitores).

El 2950 cuenta además con un menú de usuario que permite configurar gran cantidad de parámetros de imagen con facilidad (muy útiles los de posición y tamaño) aunque es posible acceder a un menú de servicio más completo con el mando a distancia. El mando oficial del 2950 es casi imposible de ver, pero existen alternativas compatibles. Por ahora no tengo la necesidad de calibrar nada más, así que puede esperar. Marcos lo dejó muy bien calibrado antes de ir a la visita.

Desde aquí doy las gracias a Marcos por su atención y por contarnos su historia con el 2950QM.

No hay comentarios: