Páginas

martes, 4 de mayo de 2021

VOLVEMOS....Y HABLO DE RETURNAL, EL NUEVO LANZAMIENTO DE HOUSEMARQUE

He podido hacerme con la PS5 de salida pese a los problemas de stock. Voy a ser sincero: fue pura suerte, cuando lanzaron oficialmente la consola me fue imposible hacerme con una, con el móvil y estando en el trabajo no son desde luego las mejores condiciones para intentar hacerte con una consola con tanta demanda y donde las webs literalmente se caían. Pero por la tarde, ya con toda la tranquilidad, me pasaron un enlace de una consola que resultaba que estaba disponible, así que me hice con ella.

Nueva consola siempre viene acompañada de un lanzamiento de Housemarque. Esto es tradición, con el lanzamiento de PS3 casi a la par lanzaron Super Stardust HD y poco más tarde Dead Nation. El lanzamiento de PS4 vino acompañado de Alienation. Así que el lanzamiento de PS5 no podía pasar con el correspondiente juego de Housemarque, que en este caso es Returnal.  Si queréis hacer un repaso a los títulos de la compañía tenéis ESTE y ESTE artículo.

Returnal es, a mi modo de ver, una amalgama de muchos conceptos que se habían visto ya en juegos anteriores de Housemarque aunque llevados a un nivel superior. Y esto ha sido gracias a la propia Sony, que apoyó el proyecto dado su potencial, para acabar conviertiéndolo en un titulo exclusivo de PS5 con una calidad y valores de producción bastante superiores a lo que hasta ahora nos habían tenido acostumbrados Housemarque. 

Pero el ADN de esta compañía sigue muy patente en Returnal, si has jugado a juegos anteriores del estudio, comprenderás que este nuevo juego es como coger lo mejor de sus títulos previos para crear algo más grande pero manteniendo la esencia.

Esto es fácil de ver. Todos los juegos de Housemarque excepto algún caso puntual son todo shoot´em ups de corte clásico, es decir, con jugabilidad arcade de antaño pero con gráficos modernos, como muestran títulos como Alienation, Nex Machina o Matterfall (este más de estilo Run and Gun de vista lateral). En cualquier caso, siempre se han caracterizado por juegos de acción muy directa, en la que tienes que disparar a todo lo que se mueve. Hasta ahora, las únicas diferencias se han basado en plantear lo mismo pero desde diferentes perspectivas, ya sea vista lateral tipo Resogun o Matterfall, o vista cenital como Dead Nation, Alienation o Nex Machina. Evidentemente, cada título aporta alguna novedad pero la esencia de los títulos es siempre similar: acción pura y dura. Alienation aportó la novedad del loot y las estadísticas, pero en definitiva no dejaba de ser un Dead Nation del espacio, que a su vez se basa en la jugabilidad tipo Smash TV, salvando las distancias. Super Stardust HD, Resogun y Nex Machina no son más que juegos arcade puros de estética moderna basados en Asteroids, Defender y Robotron respectivamente.

Esto no tiene por qué ser necesariamente algo malo si, como yo, te gustan los arcades de disparar sin piedad. Si lo aderezas con un apartado técnico resultón lleno de chispas y fuegos artificiales, la experiencia es vistosa, espectacular y muy satisfactoria. Pero ya dije en aquellos artículos que Housemarque peca de cierto encasillamiento, se han especializado en juegos shooter y bueno, Returnal cuenta con un excelente apartado técnico, pero no es tan radicalmente diferente en el fondo. Simplemente usa una perspectiva, entornos y apartado gráfico más realistas que le sienta muy bien y que aumenta mucho la espectacularidad del conjunto.


De hecho, antes de centrarse en Returnal, Housemarque coqueteó con un juego multijugador para intentar cambiar esa tendencia de proyectos tan similares, pero parece evidente que disfrutan tanto creando este tipo de juegos que lo acabaron abandonando para crear lo que se puede considerar el culmen de su trayectoria en el género shooter.

Como consecuencia de ese cierto encasillamiento, y al igual que me ha pasado en otros juegos de Housemarque, he tenido una importante sensación de Deja vú con Returnal en ciertos momentos, como si ya hubiera jugado antes a algo parecido pero que ahora se me plantea desde una visión en tercera persona y en un mundo 3D. Pero al final, como dije antes, y en definitiva, Housemarque no ha cambiado su estilo. Se mantienen los disparos a todo lo que se mueva, siguen las explosiones y las partículas y por supuesto una gran cantidad de proyectiles que hay que evitar con un dash (que ya habíamos visto en juegos como Nex Machina o Matterfall) La diferencia es que la inversión económica de Sony permite crear entornos interconectados  enormes que además son cambiantes y que cuentan con un aspecto gráfico que llama la atención. Los efectos de iluminación y partículas lucen muy bien gracias al HDR.  En definitiva, Housemarque ha podido crear un mundo alienígena 3D donde plasmar toda esa destrucción y llevarla a un nuevo nivel de calidad e inmersión.


Evidentemente la inyección de capital en el proyecto por parte de Sony no se queda solo en eso, la recreación de ese planeta extraterrestre es sorprendentemente rica (y que recuerda a Alien y Lovecraft) así como el diseño de enemigos y sus famosos tentáculos. 

En ciertos momentos, por tanto, me parece un juego indie vitaminado al extremo. Es una opinión personal, pero entenderéis lo que digo si como yo habéis jugado los juegos anteriores de Housemarque. Da la sensación de que iba a ser un juego indie más que ha acabado convirtiéndose en un exclusivo de PS5 de más calidad gracias a Sony. Y es a fin y al cabo lo que ha pasado. Lo que ocurre es que esa capa de indie se puede "sentir" aún, aunque sea un poco. Pero que nadie se equivoque, el juego ha sido lanzando como triple A, con mucho dinero invertido y con un desarrollo de prácticamente 5 años.


Gráficamente está  muy cuidado, pero tampoco es algo que no se haya visto previamente, pero evidentemente viniendo de PS4 que la consola mueva todo eso (aunque sea a 4k reescalados) y a 60 fps impresiona.  Creo que el aporte más importante en cuanto a nueva generación se basa en el uso de SSD ultrarápido, lo que permite transportarte en el mapa de un lugar a otro sin cargas, y por el propio desarrollo del juego ya que a medida que cambias de "habitación" ésta se carga de forma inmediata sin darnos cuenta. Por otra parte, el Dualsense y su vibración háptica con gatillos adaptativos que proporciona un punto de inmersión adicional, y por supuesto el sonido 3D que en este juego está muy bien recreado. 


Esto no significa ni mucho menos que Returnal sea un juego menor. Pero si que da la sensación de que su planteamiento es muy simple en su concepción, El dinero de Sony ha ayudado a darle más espectacularidad visual y cierta profundidad narrativa.

Connvertirlo en Roguelike (por cierto, si quieres valorar otros juegos de este estilo de estética más retro no dejes de leer ESTE y ESTE artículo) que la muerte te obligue a reiniciar es una forma de alargar la duración, ya que si fuera un juego lineal con guardado haría que te lo pasaras en un suspiro. Para compensarlo, se ha aumentado la dificultad para que no sea un paseo, obligándote a mejorar tu manera de jugar para llegar cada vez más lejos. 

Es muy gratificante ver que cada vez dominas mejor el juego y sus mecánicas y te conviertes en una máquina de matar cada vez más eficiente. Y está claro que progresar y ver nuevos escenarios mantiene la adicción a seguir jugando. Otra cosa es el grado de rejugabilidad, que a falta de completarlo parece limitada, por lo que he podido leer lo único que queda son los desafíos diarios.


En cualquier caso, Returnal es un juego muy espectacular y muy recomendable. Si tienes claro a lo que te enfrentas. Uno de los problemas del título, presumiblemente subsanable en el futuro por parte de Housemarque es la imposibilidad de guardar para poder continuar la partida en otro momento, las "runs" son muy largas y si quieres interrumpir la partida pero no comenzar desde el principio, actualmente la única opción es dejar la consola en suspensión, lo cual me parece bastante mala idea. Así que actualmente a menos que tengas muy claro que dispones de tiempo para jugar, es mejor no comenzar una partida en este juego. Por otra parte, el juego puede tener un punto de frustración importante si después de una partida larga (que pueden ser horas) mueres y tienes que comenzar desde el principio. No todo el mundo acepta este tipo de planteamiento, por lo que como decía antes cuidado al comprar este juego.

Y como apunte,  la inspiración en la película "Al filo del mañana" de Tom Cruise es más que evidente, los enemigos son extremadamente parecidos y en esa película el protagonista también moría y reiniciaba el día. Curioso cuanto menos. Algunos llaman al juego "el Al filo del mañana de Housemarque".  Al final se queda en una simple anécdota, es evidente que el juego aporta un universo rico y diferente al de la película.



No hay comentarios: