Páginas

miércoles, 22 de abril de 2020

MONOGRÁFICO LAST RESORT, ANÁLISIS Y ALGUNAS GUÍAS PARA COMPLETARLO

Es complicado hablar de Last Resort. Es uno de esos juegos de Neo Geo que conoce prácticamente todo el mundo por su calidad, Pese a existir otros fantásticos exponentes del género y orientación horizontal para esta consola como Blazing Star, Pulstar y por qué no, el divertido aunque sencillo Andro Dunos, en términos generales no es un género que abunde en esta plataforma masificada con juegos de lucha por lo que todos los shmups son considerados joyas muy valoradas, alcanzando precios de locura en algunos casos en la vertiente coleccionista.

Last Resort Fue lanzado también en Neo Geo CD y lógicamente para la versión arcade MVS, Fuera de Neo Geo, se puede jugar en recopilatorios, los ACA Neo Geo de consolas modernas, y PC así como emulación.


Last Resort fue lanzado en 1992 por SNK y es considerado uno de esos juegos que se lanzaron durante los inicios del sistema, pese a que la consola llevaba realmente dando guerra desde 1990. En el género, sólo fue precedido por Ghost Pilots y Alpha Mission 2, ambos títulos de scroll vertical y de muy buena calidad,que ya mostraban el potencial de Neo Geo. Sin embargo, Last Resort supuso un peldaño más en la demostración de lo que a nivel gráfico y sonoro era capaz el sistema.

Es coetáneo con Andro Dunos de Visco, único juego de esta compañía licenciado durante la época comercial de Neo Geo AES y que comparte el desarrollo horizontal. Estos dos juegos son un ejemplo de que dos títulos del mismo género y orientación pueden ser diametralmente opuestos en cuanto a diseño. Andro Dunos resulta mucho más desenfadado y sencillo en cuanto a estética y presenta un sistema de armas curioso, mientras que Last Resort presenta un diseño gráfico más serio y un estilo de armamento que resulta muy familiar.

El género llegaría años más tarde a su máximo esplendor con los juegos de la era de los prerrenders, véase Pulstar, Blazing Star, Prehistoric isle 2 (éste último sólo en MVS) o Iron Clad Brikinger (de Neo Geo CD). Espectaculares por su apariencia visual, aunque no soy fan de ese tipo de gráficos. NGDEV lo perpetuaría en la época actual con títulos como Fast Striker o Razion (técnica gráfica que por cierto y según un mail recibido de NGDEV piensan repetir en su próximo matamarcianos vertical). Mención especial Zed Blade de MVS, que se desmarca de esta tónica aunque no es un juego demasiado destacable a nivel visual.

Last Resort supuso toda una sorpresa en cuanto a calidad técnica tanto en la propia consola como en el género.  El juego recuerda, en el diseño general, al estilo gráfico de Irem, con gráficos que presentan un nivel de detalle superior a lo que suele ser habitual, con diseños más "recargados" e intrincados de los enemigos robóticos, principalmente tanto de tamaño normal, mid bosses y especialmente final bosses.  Podría recordar en algunos momentos a algunos diseños de R-Type 2 juego del que coge algunas inspiraciones gráficas pero también de jugabilidad.
No se queda corto en cuanto a escenarios, que están en consonancia con el resto de diseños para dar ese aire inconfundible futurista y postapocalíptico que caracteriza al juego, y están perfectamente integrados, algunos realmente destacables como el de la fase 4 y como no, el famoso fondo de los primeros compases del juego claramente inspirado en Neo Tokyo de la película Akira.

La banda sonora presenta temas musicales realmente espectaculares, algunos de ellos compuestos de una forma exquisita usando samples. La música de la primera fase es toda una declaración de intenciones, probablemente y curiosamente sea el mejor tema de la banda sonora del juego, aunque el nivel de calidad de todas las canciones alcanza un gran nivel, dejando de lado los gustos personales de cada cual. También hay temas más pausados, pero igualmente compuestos con muy buen gusto. Salvando las distancias con otros títulos posteriores y teniendo en cuenta que fue uno de los juegos del inicio de la etapa comercial de la consola, probablemente sea pese a ello de las mejores bandas sonoras de Neo Geo y del género, y que aún hoy puede sorprender.

COMO SE JUEGA A LAST RESORT

Lo primero que debe tenerse en cuenta es que la dificultad de Last Resort no se basa en ningún caso en la habilidad para esquivar del jugador. Evidentemente, como todo matamarcianos, es necesario evadir proyectiles, pero no es la base de este juego. No existen en realidad ni muchos enemigos ni muchos proyectiles a la vez en la pantalla, y si eso ocurre en momentos puntuales (porque no es la tónica del juego) es porque lo hemos permitido con nuestra forma de jugar. Lart Resort es falsamente considerado un juego complicado, cuando en realidad es un matamarcianos más asequible de lo que se cree. Los enemigos convencionales y los final bosses tienen patrones simples sencillos de esquivar y fácilmente predecibles. Además, el juego tiene importantes ralentizaciones en muchas zonas, incluido bosses, lo que facilita también las cosas.

Last Resort basa su dificultad para avanzar en dos factores, razón por lo que algunos lo consideran un juego difícil, la primera es que el juego va presentando situaciones que debemos aprender a superar, es decir, momentos un tanto tramposos que pueden resultar un incordio hasta conocer cómo superarlos cómodamente. Eso no significa que no se necesita cierta pericia, ya que podemos morir aunque sepamos cómo atravesar la zona simplemente por un error al controlar la nave (ya que es fácil estrellarse en algunos escenarios y contra enemigos) o no detectar algún proyectil.

El otro factor es que cuando pierdes una vida, el juego retira toda la potencia de disparo que habías obtenido y te tira hacia atrás obligando a repetir zonas, por tanto no reapareces de forma instantánea donde te destruyen. Sigue por tanto los pasos de juegos como Gradius. Sin embargo, Last Resort es más agradecido de lo que podría esperarse, ya que no es complicado recuperar parte de la potencia de disparo con relativa facilidad, por tanto existe la posibilidad de seguir avanzando y no dar necesariamente la partida por perdida, aunque evidentemente siempre es mejor ir con las armas más potenciadas que llevarlas en su modalidad más débil. En otros juegos más radicales como Gradius morir implica prácticamente dar por perdida la partida, porque el juego no facilita la recuperación de armamento.
La razón de que el juego se considere difícil se debe a que, como todo, hasta que no se aprende a como atravesar una zona podemos morir bastantes veces, con el agravante que implica perder las armas y que te hagan repetir, lo cual puede resultar frustrante en algunos momentos y hacerte abandonar.

El Unit o Dron

Unit o Dron rojo y el ítem de velocidad "S"
El Add On esférico llamado "Unit" o robot Dron de Last Resort, que recuerda al de R-Type o Pulstar, tiene un funcionamiento específico en este juego.
El Unit o Dron es indestructible y puede ser lanzado como ataque dejando pulsado el botón de disparo y después soltándolo, la potencia del ataque será mayor cuando más tiempo dejemos cargar la barra inferior izquierda "Pow". Posteriormente volverá automáticamente a la nave en su posición original. No se comporta por tanto como R-Type en el que se podía lanzar y dejar por la pantalla durante periodos largos de tiempo, hasta que decidíamos recuperarlo. En Last resort el Dron es un ataque en sí mismo que siempre vuelve a la nave, pero además proporciona un disparo adicional y nos protege de los disparos más sencillos (no de lásers y otros ataques más agresivos). Es posible fijar su posición con el botón B, de lo contrario se moverá en consonancia con los desplazamientos de la nave.

Núcleo rojo del primer Boss
El Unit (a partir de ahora, "Dron") puede ser de dos colores, azul o rojo, lo cual depende del color con el que cojamos las armas. La diferencia es su comportamiento cuando se lanza. En la modalidad de Dron rojo, cuando se lanza y toca una superficie del escenario, la recorre por encima destruyendo todo lo que está en la zona. En la modalidad azul, el Dron rebota como una pelota cuando impacta con superficies destruyendo lo que toca en los puntos de rebote.

El Dron es bastante potente como arma arrojadiza y destruye los proyectiles pequeños a su paso, muchos enemigos incluso de tamaño medio se pueden destruir directamente lanzándoles el Dron con la barra cargada al máximo o parcialmente cargada. El Dron en los bosses, puede hacer considerable daño al impactar en los puntos débiles, que se muestran por lo general en forma de núcleos de color rojo, donde se debe atacar para destruirlo. Eso no significa que deba usarse necesariamente el dron durante un boss para vencerlo, pueden ser destruidos usando disparos convencionales de las armas, pero puede ayudar. En algún boss muy concreto su uso puede ser indispensable para destruirlo rápido, como es el caso del boss de la fase 4.

Es necesario comentar que al ser indestructible, el Dron también puede causar un daño importante si tocamos enemigos con él teniéndolo acoplado en la nave, aunque eso implicará acercarnos mucho a ellos. Sólo útil en determinados momentos.

Puedes atravesar el juego siempre con un dron azul o rojo, lo que puede implicar diferencias a la hora de jugar. Mi experiencia personal es que el Dron en modo rojo es más útil, puede llegar a rebotar de forma similar al azul en muchos momentos y además tiene la ventaja de recorrer superficies lo cual es clave en algunos momentos para enemigos situados en ellos, como torretas o tanques.

Velocidad

El ítem "S", de speed proporciona velocidad a la nave, que puede ser potenciada hasta 3 veces. En ocasiones aparece la S invertida, que resta velocidad.

Las Armas

Hay tres tipos de armas en el juego, que pueden potenciarse dos veces. No cuenta la primera vez que coges el Dron. Es decir, si no tienes el Dron y coges una arma roja o azul, por ejemplo el láser, se te proporciona el Dron pero no tienes activo dicho láser hasta que no vuelves a recogerlo de nuevo.

Láser
- L, El láser es de los más útiles y potentes, en su modalidad al máximo, tiene un láser lineal asociado con lásers circulares de bastante amplitud.

- H de "Homing" Misiles, de acción frontal, en su máxima potencia proporciona 6 misiles disparados hacia adelante. Personalmente prefiero el láser, como todo en determinados momentos puede ser útil de forma puntual, pero en términos generales el láser es más efectivo.

Misiles
- G "Anti ground misiles"  misiles anti tierra, disparados con poca latencia pero bastante destructivos. Se lanza uno hacia arriba y otro hacia abajo. En su máxima potencia la explosión que genera es más amplia. útil en momentos puntuales, pero poco recomendable en términos generales porque no proporciona ningún tipo de disparo frontal. Su uso se centra principalmente en destruir enemigos situados en suelos y paredes, como tanques y torretas.

Misiles de superficie o anti tierra
Las armas no cambian por el hecho de ser azules o rojas, como decíamos antes esto está relacionado directamente con el comportamiento del Dron. Por tanto el láser azul y el láser rojo por ejemplo, se van a comportar igual, lo que hacen es convertir al Dron en una de esas dos variantes de color (cambiando su comportamiento tal y como describí antes) y volver los disparos también de ese mismo color.

¿Autofire?

El autofire puede ayudar bastante durante el juego si tenemos un mando que lo admita, aunque debemos asegurarnos de que es posible habilitarlo o deshabilitarlo según nos convenga, y cuando estemos seguros de que no tenemos que lanzar el Dron porque lógicamente no puede lanzarse si se dispara de forma repetida. Algunos bosses, como los de las dos primera fases, pueden ser destruidos de forma efectiva disparando muy rápidamente sobre sus núcleos en vez de dedicarnos a lanzar el dron, incluso el final boss del final del juego.

Algunos consejos

Last Resort tiene 5 fases, y es necesario atravesar el juego dos veces para ver el auténtico final, en una segunda vuelta el juego se complica, los enemigos son más duros, se mueven más rápido y disparan más, algunas estrategias que se puedan usar en la primera vuelta podrían variar en la segunda.
La nave no presenta ningún tipo de hitbox y puede ser destruida al más mínimo roce de un proyectil o, por supuesto, al chocarnos contra enemigos o el escenario.
El juego permite dos jugadores simultáneos, lo que puede ayudar a repartir el trabajo, pero estas recomendaciones son 1 solo jugador.

Como todo, siempre es más efectivo ver un gameplay (más vale una imagen que mil palabras), pero después de atravesar el juego en una primera vuelta, estos son algunas estrategias que he seguido, que por supuesto implican cierta práctica.

FASE 1

La parte del tanque puede irritar, es mejor no
parar de lanzarle el dron repetidamente
La fase 1 es sencilla. La parte comprometida es cuando aparece el tanque de gran tamaño. En este caso, lo que realizo es atacarlo repetidamente y de forma rápida con el Dron, nada más empiece a aparecer el tanque por la derecha, y no dejar de hacerlo frontalmente hasta que llegue al extremo izquierdo, momento en el que me pongo encima (sin impactar con las otras naves) y sigo lanzando el dron hacia abajo. Los misiles anti tierra pueden ayudar, pero es el dron el que destruye el tanque.  Si lo hacemos rápido evitaremos que dispare demasiado y que no se nos junte con esos irritantes robots voladores que nos persiguen. El tanque puede ser destruido con disparos normales, pero nos llevará más tiempo, y se puede complicar porque comenzará a dispararnos a la vez de que aparecen los robots antes comentados.

El boss es fácil, disparar a su núcleo rojo frontalmente teniendo en cuenta que a los pocos segundos de quedar visible suele lanzar dos lásers rojos bastante grandes (tres en la segunda vuelta), una vez lanzados volvemos a ponernos delante y no paramos de disparar, En el caso de que dispare esos proyectiles que caen, mirar su trayectoria para que no nos den (son destruibles). Si somos rápidos no llegará a hacerlo. Útil dejar el Dron en posición frontal y fijarlo, usar autofire ayuda a destruirlo rápido.

FASE 2

Las "serpientes" de esta fase pueden ser destruidas si acertamos en su cabeza con el dron una vez deje su núcleo al descubierto y seguimos disparando repetidamente o volvemos a cargar el dron, también nos podemos pegar como en la imagen adjunta pero es más arriesgado. Si fallamos, seguir disparando, podemos esperar a que se marche de la pantalla sin que nos impacte en su trayectoria y cargar inmediatamente el dron para que en cuanto reaparezca, volver a intentarlo hasta que se destruya. Puede acabar muriendo con disparos normales si tenemos bastante potencia, al igual que los molestos robots que nos persiguen. Lanzar el Dron no es por tanto obligatorio, pero facilita que las serpientes sean destruidas más rápido.

Torres desde donde no paran de aparecer naves, a menos
que las destruyamos
Las "torres" desde donde salen naves pueden ser irritantes porque éstas no paran de aparecer hasta que destruyamos la estructura desde donde salen. Lo mejor una vez aparezca una de estas torres es ponernos encima y lanzar el dron contra ellas, ya sea hacia arriba o hacia abajo.

La parte más comprometida de la fase es sin duda la zona donde tenemos una pared superior e inferior llena de torretas que debemos atravesar. Esta zona puede ser atravesada de diversas formas, pero en cualquier caso las torretas deben ser destruidas lo más rápido posible, o de lo contraria nos encontraremos inmersos entre una gran cantidad de proyectiles que pese a moverse lentamente por la bajada de framerate, pueden acabar atrapándonos.

Esta parte de la torretas la atravieso lanzando el dron rojo
Si hemos recogido el arma de los misiles antitierra, éstos se lanzan hacia y hacia abajo, y pueden destruirlas, pero al ser un arma un poco lenta pueden ser un tanto inecfectiva. Lo que me ha resultado casi infalible, es el uso del Dron rojo, que lanzado hacia arriba y hacia abajo es extraordinariamente efectivo destruyendo las torretas al desplazarse por la superficie, pero ello implica mover la nave y dejar el dron en las posiciones adecuadas dirigido hacia arriba y hacia abajo y después lanzarlo, lo cual necesita cierta maña, a la que no lo realicemos bien y se nos comiencen a juntar torretas estaremos perdidos y ya dependeremos de nuestra capacidad de esquivar.

Pese a lo que podría pensarse, este boss es muy fácil
El final boss es muy sencillo, hemos de mantenernos totalmente en la izquierda de la pantalla y no parar de disparar, evitando que nos impacten los rayos verdes (que recuerdan a gusanos) cuya trayectoria es muy predecible (debido a los bajones de framerate) y si tenemos un disparo amplio como el láser a máxima potencia, esos proyectiles que recuerdan a moléculas tampoco serán un problema (y en caso contrario, nos movemos un poco para destruirlos), por lo demás no paramos de disparar, ignorando el lanzallamas que no nos alcanzará pero es donde se encuentra el núcleo y por tanto debemos concentrar los disparos. Podemos lanzar el dron de forma opcional, pero no es necesario. Si activamos el autofire no durará demasiado, manteniendo el dron fijado delante.

FASE 3

Subamarino del inicio de la fase 3
El gran submarino que aparece en este fase lo destruyo lanzando el dron contra la parte superior sin parar, usándolo también para destruir al robot que se lanza desde ahí. Los misiles dirigidos que lanza de manera esporádica cuando se sumerge son fácilmente destruibles. A base de lanzar el dron al final destruiremos la parte superior y después el núcleo que queda al aire y todo el submarino completo. Opcionalmente, podemos destruir las torretas de los lados lanzando también el dron, pero nos arriesgamos a que al final no podamos destruir el submarino y se marche. Yo no las destruyo en este caso, asegurando la destrucción de todo el submarino centrándome en el núcleo, pero ello implica esquivar los disparos de estas torretas mientras cargamos (no necesariamente al máximo si lo queremos lanzar rápido) el dron. No son proyectiles rápidos debido a que el juego se ralentiza en esta zona, por lo que no es complicado esquivarlos con un poco de maña.

Este mid boss es duro, como es lógico hay que intentar no
estar en la trayectoria de los lásers, es peligroso cuando se
abre cerca de nosotros, es mejor evadirlo en ese momento
La parte de los enemigos "saltarines" no tiene una estrategia concreta, lo mejor es destruirlos antes de que puedan saltar, disparando de forma repetida cuando están en el suelo, a veces se suele combinar con un tanque, que puede destruirse con los misiles anti tierra si los tenemos, en caso contrario podemos lanzar el dron o dispararle acercándonos a su posición (lo más arriesgado). El mid boss que aparece más adelante y que se "abre" para lanzar dos lásers es bastante duro. Si activas el autofire es posible destruirlo de forma efectiva, o lanzándole el Dron a la máxima potencia, incluso acercarnos y pegar el dron a su núcleo, en cualquier caso, cuando se abra hemos de estar en movimiento para evitar que nos impacten los lásers que lanza y una vez esquivados atacar rápidamente el tiempo que queda abierto para dañarlo todo lo posible.

El final boss presenta dos fases, en la primera debemos destruir el núcleo de la "pierna" del robot, no es complicado esquivar los disparos, pero puede resultar molesto el "avión" que nos lanza bombas desde arriba, que pueden ser destruidas, pero es muy habitual que alguna se nos escape y nos acabe impactando, o llegar al suelo en cuyo caso se produce una explosión hacia arriba que nos puede alcanzar si estamos a la misma altura. En cuanto aparezca ese lanzador de bombas arriba es recomendable dirigir los disparos del dron hacia allí, mientras no dejamos de disparar frontalmente sobre el núcleo, disparando lo más rápidamente posible cuando esté abierto. En esta fase del boss un autofire ayuda mucho.

Cuando se lanzan los 4 disparos desde abajo es mejor ponerse
delante del núcleo, donde hay espacio, o mejor directamente
encima como en la imagen
En la segunda fase, donde se ve el torso del boss, lo único realmente a considerar es el proyectil que genera 5 disparos desde abajo, es realmente complicado colocarse entre ellos, ya que un mínimo error de cálculo nos destruirá, el espacio es demasiado justo. Cuando lance  esto, lo mejor es colocarse encima del boss, posteriormente volvemos a nuestra posición a la izquierda. En este parte del boss es arriesgado usar el autofire, igual que en la fase 1 de manera esporádica nos aparecerá un robot rojo volador un tanto duro de destruir, que muere casi de forma instantánea si se le lanza el dron, pero con el autofire activado no podremos. Si se junta ese robot rojo volador con los disparos desde el suelo podemos tener un apuro. Existe un ataque infrecuente de ver de este boss, por el cual se desplaza totalmente a la izquierda y comienza a lanzar proyectiles desde su espalda, esto puede ocurrir si tardamos demasiado en destruirlo del todo.

FASE 4

No existen grandes estrategias para esta fase, las primeras zonas pueden ser abordadas de diferentes formas dependiendo de lo que se quiera hacer. Es posible destruir los dos lásers de las estructuras que se abren al principio (nuestro láser puede atravesarlos y destruir ambos), pero también se pueden ignorar las que disparan hacia atrás siempre que no estemos en su trayectoria, o lanzar el dron y destruirlas.
 Los robots rojos que nos disparan desde arriba o abajo es mejor destruirlos, no disparan de forma demasiado agresiva, pero pueden resultar molestos. Podemos disparar hacia ellos con el dron o lanzárselo. La parte en la que debemos atravesar esas columnas que suben y bajan, simplemente, debe conocerse cómo se comportan y colocarse en los puntos adecuados, generalmente voy por arriba, pero siempre tendremos que estar en una zona justa de espacio durante algunos segundos sin chocar, en ese momento se trata de una cuestión de habilidad.

Este mid boss es de los más irritantes y puede acabar con
nuestra paciencia, pero no es tan complicado en realidad
El mid boss es bastante molesto, pero no demasiado difícil en la primera vuelta, menos aún si no nos han destruido y llevamos buen armamento. El primer módulo de este boss que se encuentra abajo, puede ser destruido pegando el dron encima y disparándole. Una vez destruido debemos ponernos en la zona central, levemente adelantados, no nos movernos hasta que todo el conjunto se desplace a la derecha, posteriormente nos desplazamos hacia la izquierda y hacia arriba o abajo destruyendo el resto de componentes. Es más fácil decirlo que hacerlo, os destruirá alguna que otra vez. Puede cambiarse el orden, se puede hacer lo mismo comenzando por ejemplo con el primer módulo de arriba. Si tenemos un armamento pobre nos costará mucho más, podríamos tener que volver a la zona central o incluso no podamos destruirlo del todo, pero podemos dejarlo atrás.

El boss de la fase 4 es muy sencillo, debemos poner el dron en la parte trasera de la nave y fijarlo, cargamos potencia al máximo y pasamos por debajo del boss, hacia la derecha. Cuando se abra lo lanzamos contra el núcleo sin parar hasta destruirlo, después, lo repetimos pero posicionando del dron delante para destruir el otro núcleo. Contrariamente a lo visto hasta ahora, en este boss los núcleos son verdes.
Si se realiza rápido no permitiremos que el boss dispare gran cosa, aunque si lo hace no es excesivamente complicado esquivarlos.


FASE 5

La última fase del juego está formada por dos partes, la gran nave inicial que se destruye de forma progresiva, y la segunda parte de la fase conformada por una zona de meteoritos y el final boss.

Parte inferior de la nave con torretas
La gran nave inicial no presenta muchas estrategias, el primer módulo, al que llegamos nada más empezar la fase está formado por torretas, que se pueden destruir lanzando el dron de forma repetida contra ellas y disparándoles. Cuando todas las torretas sean destruidas, la estructura inferior de la nave se desprenderá.

Posteriormente pasaremos a la parte superior, conformada de más torreras y lásers, lo mejor es destruirlos lo más rápidamente posible disparándoles el dron, con la ayuda de los misiles anti tierra, que son recomendables en esta zona.

Zona interior, es recomendable dirigir el dron hacia
arriba y no parar de  lanzarlo hacia la parte superior
Cuando pasamos al interior de la nave para destruir la base de robots tipo "mecha" existente, antes de entrar es recomendable lanzar el dron a la entrada para destruir alguna de las torretas que disparan desde dentro, con el objetivo de entrar con comodidad. Una vez dentro, es recomendable colocar el dron de manera que podamos dispararlo hacia arriba para destruir la estructura situada en el techo, que es lo que acabará con la base de los robots, lógicamente debemos seguir disparando hacia adelante para destruir los que van a apareciendo. Si no destruimos la base en un tiempo prudencial, nos obligarán a salir y los robots comenzarán a salir por la parte superior de la nave, lo cual es un incordio.
Posteriormente, bajaremos a la parte inferior de la nave, donde debemos destruir rápidamente las estructuras de donde salen unas naves bastante molestas, lanzando de nuevo el dron principalmente (también podemos acercanos y despararles encima si nuestro disparo es suficientemente amplio o con los misiles anti tierra si los tenemos, pero es arriesgado y más lento), y después realizar lo mismo contra la salida de la batería de misiles.

La zona de los meteoritos no es complicada de atravesar si se dispara sin parar y se esquiva un poco, al igual que los lásers que se encuentran en la entrada donde se ubica el boss, que disparan tres lásers grandes cada vez, pero son lentos y bastante previsibles.

Para tratarse del final boss de todo el juego, resulta excesivamente sencillo. Basta con hacer algo parecido a lo del boss de la fase 2. Quedarnos en el extremo izquierdo de la pantalla, y disparar sin parar casi sin desplazarnos. Los misiles de las torretas son fáciles de eliminar y el láser rojo del boss que después se divide no es complicado de predecir. La primera vez que llegué, ninguno de esos lásers estaba en la trayectoria donde me encontraba.

No hay comentarios: