Páginas

martes, 13 de marzo de 2012

RECREATIVAS CON EMULADORES PARA EXPLOTACIÓN

Estando este fin de semana pasado en Andorra, vi en el hotel algo que probablemente muchos de vosotros quizás también habréis visto en otros locales de la geografía española. Se trata de un mueble de recreativa "relativamente" parecido a cualquier otro que podáis conocer, aunque con la salvedad de incorporar dentro una placa multijuegos u ordenador con emuladores.

Todos sabemos que a nivel privado muchos aficionados crean o restauran muebles para después introducir en su interior un PC con mame y algún lanzador (Frontend) más o menos estético como puede ser Hiperspin. El montaje está muy bien, si tenemos en cuenta que en el caso de usar un monitor o televisor de tubo y una tarjeta gráfica con salida a 15hz el resultado final se asemeja mucho al del original (o si usamos una placa multijuegos a jamma en una recreativa convecional con monitor de tubo).


Otra cuestión muy diferente se plantea cuando se pretende cobrar por ello. Cuando una empresa fabrica este tipo de montaje en serie y los posiciona en lugares estratégicos y establece un precio por jugar, esperando que algún incauto eche algunas monedas. Esta en concreto rezaba como "Arcade History" en su menú de selección de juegos. Un título que al igual que otros que se han visto como "Best of Classics" y similares quieren remarcar y dejar bien claro que son títulos antiguos y que son "conscientes" de ello y de lo que se está ofreciendo. En parte buscando, quizás, un determinado tipo de cliente potencial.

Como era de esperar, no vi a nadie jamás echar una sola moneda. Es muy complicado encontrar el cliente ideal o "target" de este tipo de máquinas en los ámbitos públicos y con explotación económica. A nivel privado la mayor parte de aficionados que tienen alguna recreativa en su casa o porque las compran o porque las fabrican o restauran suelen estar entraditos en años y, salvo contadas excepciones, vivieron la época dorada de los recreativos de los años 80 y 90. Conocen por tanto el mundo de la emulación sobradamente y no van a perder el tiempo con algo que tienen en casa. Algunos de nosotros, como es mi caso, ni siquiera emulamos y jugamos a las placas arcade originales.

Los juegos clásicos no suelen ser del agrado de las generaciones actuales, a menos que las "eduquemos" específicamente para apreciar este tipo de juegos. Estas generaciones sólo podrían estar interesadas en una máquina así como curiosidad o porque las ven como "un juego más" pero jamás los verán con los mismos ojos que nosotros.. Así que...¿quien va a jugar a estas recreativas con juegos emulados clásicos y pagar por ello? pues desde mi punto de vista, casi nadie.
Los que tenemos una edad y seguimos conectados con este mundo podemos sentirnos incluso ofendidos por una recreativa así, que muchos de nosotros tenemos en nuestras casas y que disfrutamos gratuitamente. Quizás pudiera jugar alguien que actualmente no esté familiarizado con la situación actual del videojuego clásico y por tanto no entienda de emuladores, recreativas, ni nada por el estilo. Pero sí que quizás en su momento jugó a algunos de los juegos que se muestran y pueda sentir suficiente nostalgia como para echar alguna partida.
Aun así, no resultan juegos demasiado atractivos en la actualidad para el público generalista. Alguien que no sea aficionado serio al tema suele saber, al menos, que existen actualmente juegos de recreativa muy superiores técnicamente a lo que ésta muestra (y más aún a nivel doméstico, donde las consolas están muy por encima). En definitiva, incluso para alguien que no es aficionada en absoluto a los videojuegos no resulta una recreativa suficientemente atractiva como para "invertir" en ella.

Por lo tanto parece claro que no es un producto exitoso...cualquier potencial jugador de una máquina así suele ser suficientemente conocedor de la emulación como para saber que no parece demasiado lícito cobrar por algo que podemos disfrutar en casa, no solo igual, sino incluso mejor y sin tener que gastar ni un solo euro por jugar. Parece que ciertas empresas han cogido la idea de muchos aficionados para convertirlo en un producto comercializable desde mi punto de vista de bastante poco éxito potencial y con un afán recaudatorio bastante criticable.

Además este tipo de recreativas se encuentran en un limbo legal bastante extraño. Evidentemente según la reglamentación de recreativas, se trata de una máquina de tipo "A" para la explotación de videojuegos. La máquina, por tanto, debe estar registrada y tener licencia de explotación. Debemos partir de la base de que en este sentido la máquina es legal, ya que de lo contrario no se podría haber instalado. Pero parece cuanto menos sorprendente que se haya permitido la legalización de recreativas para ser explotadas y para el pública general cuando en su interior no existen juegos originales, sino emuladores con Roms. Y las Roms, NO SON LEGALES si no se poseen los originales.
Está bien aceptado que a nivel privado y sin ánimo de lucro los aficionados tenemos grandes cantidades de roms para disfrutarlas, pero resulta que en estas máquinas no sólo hace uso de ellas para ponerlas a disposición del público general, sino que también (y e aquí lo más sangrante del tema) se cobra por su uso.

Son típicas a nivel dómestico, ¿pero querer cobrar por jugar?
¿Cómo se ha permitido convertir en algo legal algo que realmente no debería serlo? Dado que se usan roms con ánimo de lucro y por tanto no sólo se usan ilegalmente sino que se saca beneficio de ellas, la circunstancia es doblemente perniciosa.
Sobre cómo es posible que se haya legalizado podemos hacer varias conjeturas. Pero haga la conjetura que se haga, los procesos de legalización en este país van a quedar en entredicho. Si se trata de un tema de ignorancia, es decir, es posible que pensaran que el uso de roms de juego clásicos resultan de uso libre, se equivocan. Bien es cierto que no se va a causar perjuicio alguno a las compañías, ya que estos juegos tan antiguos dejaron de darles beneficios hace muchos años (al menos a nivel recreativo), pero no significa que las roms se conviertan en algo de uso libre. Siguen perteneciendo a las compañías a menos que las liberen expresamente, algo que no han hecho, sobretodo teniendo en cuenta que algunos de estos juegos están disfrutando de una "segunda vida" oficial en las plataformas de descarga para ordenadores y consolas donde se pueden descargar por un precio determinado, o a través de recopilatorios en formato físico. Así que en cierta forma, eso de que los juegos clásicos han dejado de dar beneficios no es del todo cierto cuando nos estamos encontrando con estas reediciones para sistemas domésticos. Sin embargo, este tipo de recreativas no perjudican en ningún sentido este tipo de ventas, ya que juegan en otra liga y poco tienen que ver con las plataformas de descarga, sin embargo es necesario recordar una vez más que esos juegos siguen perteneciendo a las compañías de forma ineludible y las plataformas de descarga son una manera bastante evidente de demostrar este hecho.

Si no se trata de un tema de ignorancia sobre el uso de roms, lo único que queda es una cuestión de intencionalidad. Aún sabiendo que su uso no es legal y menos aún con fines lucrativos, se ignora esto por completo, probablemente basándose en el hecho de que la emulación está muy aceptada. Pero algo que está muy aceptado y extendido no significa que puede aplicarse con fines lucrativos y con un marco de legalidad poco adecuado.
Es muy poco probable que Konami denuncie a la empresa fabricante de este recreativa por proporcionar una versión emulada de pago de su Simpsons Arcade sin su consentimiento....poco probable que ocurra pero no imposible. Y las pocas probabilidades de que realmente pueda haber problemas en este sentido en forma de denuncia es lo que puede animar a seguir adelante con estas máquinas. Pero resulta sorprendente que la baja probabilidad sea suficiente para que algo se vuelva legal de forma tácita. Algo así como "es raro que pase algo, vamos a hacerlo" lo que tiene que ver más con la picaresca pura y dura que con un país con una regulación correcta. Una vez más, país de pícaros (supongo que mejor que país de ignorantes...).

En definitiva, estas máquinas quedan como una mera anécdota que no perjudica a nadie, pero al menos una curiosidad por su rara existencia a nivel de explotación y de dudosa rentabilidad.

Si alguien puede arrojar algo de luz en este tema, aunque sea por curiosidad, será interesante. Tal y como reza el comentario inferior, al parecer, la emulación con el hardware "gamecristal" ha obtenido licencia para todos y cada uno de los juegos. La cuestión es ¿es así en todos los casos?.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

The machine in the first pic uses a GameCristal Cristaltech, is perfectly legal as it has obtained licenses from all the producers of games that uses.
Many Thanks for your fantastic blog !

Anónimo dijo...

En España además de tener los juegos originales, hay que tener en regla los papeles de explotación comercial de la máquina y según tengo entendido es bastante caro, por lo que no resulta rentable para una máquina que en los días de hoy no echaría monedas más que algún que otro nostálgico que no tenga PC. No compensaría el gasto de luz y mantenimiento.

Otro cantar es si la máquina está como añadido a lo contratado (como por ejemplo el hotel) y lo tengan a uso y disfrute (gratuitamente) del usuario. Ahí tendría más sentido, pero claro, el hotel deberá correr con todos los gastos sabiendo que la máquina no le va a reportar más registros de habitaciones.

Si la legislación no cobrara tanto por legalizar la máquina, tal vez sería otro cantar.

Hoz3 dijo...

Yo respondo con una pregunta ¿Este tipo de máquinas serían rentables si no existiese la emulación?

Como bien dices Manuel, es raro que alguien eche alguna moneda es una recreativa donde todos los juegos están en el disco duro de nuestros ordenadores. Y de hecho, esto era algo que ya ocurría en los últimos años de la época de los salones recreativos. Casi todos los juegos estaban ya emulados y las roms estaban disponibles para descarga en internet.

Yo he hechado alguna vez a una recreativa como esta que está en una sala arcade en el centro comercial Tres Aguas de Alcorcón (Madrid), más llevado por la nostálgia de jugar en un mueble de recreativa con su mando arcade y tal, que por la fidelidad de la emulación.

La mayoría de la gente no creo que tenga el buen criterio de valorar el hecho de poder jugar a algún juego clásico en una sala arcade, aunque sea con su mueble original. Al menos no aquí en España. En otros paises es otra historia.

Hoz3