Páginas

jueves, 11 de marzo de 2010

EL PROBLEMA DE LAS MINIRECREATIVAS

Recientemente se creó un hilo en el foro de mondo píxel en relación a la adquisición de un mueble de recreativa que es uno de los temas que más veces se han tocado en este blog (lógico por otro lado si tenemos en cuenta los temas que solemos tratar).
Mondo Pixel creo que es de los mejores foros que existen en relación con los videojuegos, ya que pese a tener poco movimiento, en muchas ocasiones los que postean suelen hacer reflexiones y tener visiones del mundillo bastante más interesantes y profundas de los que cabe esperar en otros foros más multitudinarios.


El tema como siempre se centra en el hecho de querer una recreativa en casa, que es uno de los objetos más deseados por parte de los aficionados a los videojuegos entraditos en años y que han vivido la entrañable época de los salones arcade.
Un tema de los que hemos hablado aquí con cierta frecuencia y que hemos abordado de varias formas. El problema principal de las recreativas es siempre el espacio que ocupan. La mayoría de recreativas, al menos las candy, caben en cualquier sitio si se sabe distribuir el espacio y de hecho se habló del tema en ESTA entrada.

Ya en ese artículo comenté la existencia de las minirecreativas para casos extremos de falta de espacio o por la imposibilidad de hacerla pasar por lugares especialmente estrechos (menos de 60 cm). Sin embargo, me veo obligado a no recomendar estas recreativas que, pese a que son estéticamente bonitas, la cosa no pasa de ahí. El aspecto decorativo parece a veces tener más protagonismo que lo que realmente estas máquinas pueden ofrecer. Podeis ver los modelos en wwww.minirecreativas.com.

Sé que hay aficionados que alaban estas máquinas, pero en realidad tienen un serio inconveniente que desde mi punto de vista las desacredita atomáticamente como máquinas arcade en toda regla. Debido a la necesidad de contener al máximo el espacio que ocupan, utilizan un decepcionante (aunque comprensible) monitor LCD de 17 o 19 pulgadas. Hemos comentado hasta la saciedad que este tipo de monitores no reproducen fielmente los juegos en baja resolución, y el tamaño de 17/19 pulgadas me parece además excesivamente minúsculo, aunque tratándose de máquinas tan reducidas es por otra parte lógico que no puedan usarse otras de mayor tamaño.


La cuestión es ¿merecen la pena? pues depende. Cualquier otro mueble con su monitor de tubo es mucho más recomendable y gratificante en relación con la calidad de imagen que se va a obtener, debido a su absoluta fidelidad. Y creo que con perseverancia se pueden encontrar recreativas relativamente pequeñas que sigan incorporando un monitor de tubo de 15 hz. Si pese a todo consideramos la posibilidad de adquirir una minirecreativa, debe tenerse en cuenta esa limitación. Depende por tanto de nuestro grado de exigencia con la calidad y sobretodo fidelidad de imagen que se quiere conseguir respecto a los juegos arcade. Si para nosotros es algo más bien secundario, las minirecreativas son una muy buena opción.

Eso no quita que estas minirecreativas no puedan transmitir buenas sensaciones, pero debe tenerse en cuenta que la experiencia no dista demasiado de jugar en cualquier PC con un TFT de 17 pulgadas al MAME con un arcade stick. Con la diferencia de que el PC, el TFT y los mandos están dentro de una carcasa decorativa.
Creo que en cuanto a calidad y experiencia jugable es preferible usar un PC con arcadeVGA y una televisor de tubo (http://arcademaniac.blogspot.com/2009/01/retro-pc-el-ordenador-multiarcade.html) antes que empeñarse en una minirecreativa, cuyos precios además son bastante elevados solo el mueble.

Por tanto son muebles para conectar un PC en su interior y en consecuencia están basadas en emuladores, lo cual implica que no es posible de entrada conectar placas jamma originales.

Estas minirecretivas parecen tener más una función de icono, de representar algo y de simularlo. Como un sucedáneo. Un buen sucedáneo, eso sí.
No es la idea de este blog realizar mala publicidad de estas máquinas, pero creo que deben valorarse en su justa medida conociendo sus limitaciones. Cabe reconocer que son preciosas y que tienen su público y que los aficionados que las tienen están contentas con ellas, algo que también debe tenerse en cuenta.

2 comentarios:

Jony dijo...

Estoy de acuerdo en muchas cosas.
La verdad que el principal motivo por el que cogería una ``mini´´ sería por motivos de espacio, y de hecho me lo estoy pensando...
La verdad que son una cucada..!- lo único que me priva de comprármela es el precio, a partir de 1000 napos,..
-es mucho dinero para que no se entere mi mujer..
Al final me haré una poco a poco,- ya os contaré

Manuel P.Almuedo dijo...

Si intentas hacerte una maca pequeña, intenta usar al menos un televisor de tubo pequeño de 15 o 17 pulgadas antes que un LCD, es más aparatoso pero la calidad de imagen va a estar más en consonancia con una recreativa real.