Páginas

sábado, 3 de mayo de 2008

RECREATIVAS DE TAMAÑO CONTENIDO

La principal razón de descartar la adquisición de un mueble de recreativa es el espacio. Aunque se trata realmente de una cuestión de distribución, personalmente creo que un porcentaje muy elevado de aficionados que manifiestan que no les cabe una recreativa realmente se están equivocando. A veces sólo se trata de distribuir el espacio para hacerles el hueco o saber adquirir la recreativa más adecuada para el espacio que nos queda. No todos los muebles son enormes y muchas recreativas pueden llegar a ser desmontadas casi por completo para ser transportadas con facilidad.



En ocasiones algunos aficionados llegan a colocarlas en sitios discutibles, como podreis ver en la foto. La verdad es que querer es poder, siempre y cuando no seamos demasiado tiquismiquis con el tema de la estética, ya que colocar un mueble en según qué sitios puede destrozar la ambientación de una estancia de nuestro hogar, especialmente si además la máquina no es especialmente atractiva. En ocasiones es necesario encontrar un equilibrio para conseguir que la máquina no desentone, lo que implica elegirla cuidadosamente y en ocasiones decorarla en función de factores como la luz que tenemos, el color de las paredes y la decoración.

Aquí hablaremos de la colocación en pisos relativamente pequeños o estándar, por descontado el que tenga una casa con párking lo tiene resuelto, aunque personalmente no me gustaría colocarla allí ya que es un lugar soso, sombrío y frío en invierno. En realidad, la recreativa debería estar en nuestro estudio o habitación dedicada a los videojuegos, como es mi caso.
El principal problema de las recreativas es el fondo, que suele ser de 80 a 90 cm. Esta dimensión es realmente el gran problema de los muebles, ya que por lo general sobresalen en exceso y encontrarles un hueco es un problema. Aunque por lo general, diría que una recreativa cabe en casi cualquier habitación, en el 90% de los casos se trata de una distribución inadecuada de muebles que se comen espacio innecesariamente.
Querer colocar una recreativa no se trata sólo de meterla sea como sea tal y como está la distribución actual de la estancia. Seguramente se creará una situación en la que se ha forzado el espacio con un resultado cargante. Mucho me temo que en la inmesa mayoría de casos querer introducir un mueble implica un replanteamiento de la distribución de toda la habitación, lo cual puede echarnos para atrás en nuestra decisión (mover muebles, cambiarlos por otros...etc).
Otro problema es que muchas recreativas son demasiado anchas por lo que generalmente no caben por las puertas, que suelen tener un ancho de unos 70 cm. Existen recreativas que pueden pasar a través de las puertas porque son más estrechas, simplemente hay que saber encontrarlas. Otras pueden ser desmontadas lo que permite hacerlas pasar con facilidad.

Otro tema peliagudo es subir un mueble en una finca que no dispone de ascensor. Aunque muchos aficionados lo han hecho, es realmente difícil. Si la máquina es muy desmontable, tan sólo es cuestión de ir subiento las piezas, sin embargo hay partes que una vez desmontadas siguen siendo bastante grandes y en otros casos la recreativa no puede ser desmontada de ninguna manera por lo que debe subirse entera. Aunque el peso varía mucho, suelen estar en la franja de 80 a 125 kilos.

Algunos muebles clásicos como la "magic" (foto de la izquierda) que podeis encontrar en webs como pinballmania.es son bastante estrechas. Tienen un ancho de 64 cm por lo que suelen pasar por las puertas con facilidad. Eso sí, el fondo es de unos 85 cm pero además es relativamente ligera ya que pesa unos 80 kg, gracias a su fabricación en poliéster con acero inoxidable. Quizás el problema es que a mi personalmente me parece algo fea, pero puede encajar perfectamente en determinadas estancias.
La "Green Gold" por ejemplo es prácticamente una máquina estándar, pero es muy justa para pasar por las puertas ya que mide 70 cm de ancho y 80 de fondo.

Una de las máquinas más contenidas aunque pueda no parecerlo son las Candy japonesas. Una Egret II como la que dispondré en breve es una máquina de 75 cm de ancho, 90 de fondo y 1,4 metros de altura y se juega sentado. El fondo puede parecer un problema, pero es una medida engañosa. La máquina tiene un fondo real de 65 cm, lo que ocurre es que el panel de mandos la hace llegar hasta los 90 cm. Aunque el fondo completo sea de 90 en realidad la parte más aparatosa mide 65, siendo el panel bastante fino y no tan molesto como si el grosor completo fuera de 90.
El panel de mandos es desmontable, por lo que se puede hacer pasar la máquina por las puertas con facilidad de lado.
Son curiosas las fotos de este aficionado y los problemas que se encontró una vez le llegó una Egret II. Dada la versatilidad del mueble para desmontar el panel de mandos consiguió hacer pasar la máquina por lugares inverosímiles.
Al final la máquina acabó en el lugar quizás menos adecuado para estas recreativas: la cocina, "Gaming Kitchen" la llama él. Evidentemente aquí nos olvidamos de toda estética, porque evidentemente el resultado no es nada bonito. Además tiene 3 cabinets, que ya es rizar el rizo. Algunos aficionados, generalmente extranjeros, tienen incluso una habitación llena de muebles exclusivamente como sala de juegos, lo que pone los dientes muy largos dicho sea de paso.
Este aficionado ha decidido usar la cocina para este menester. Esto demuestra que cualquier sitio es bueno siempre y cuando no nos importen ciertos aspectos (entre ellos el "qué diran")
La única opción que nos queda si seguimos pensando que no nos cabe, es acudir a la compra de las minirecreativas, que se pueden adquirir en http://www.minirecreativas.com/. Se trata de muebles especialmente diseñados y fabricados cuando el espacio es un problema. Tienen 55 cm de ancho y de fondo, lo que resulta más fácil encontrarles un lugar adecuado. Tienen además diseños bastante atractivos. No tengo experiencias con estos muebles, aunque en general tienen buena reputación entre los aficionados que han adquirido alguno.
Y si descartamos por completo el uso de un mueble y todo su encanto pero no queremos renunciar a jugar con placas arcade, lo único que nos queda es usar un Supergun.
Pero esto ya es otro tema....

2 comentarios:

Silvano dijo...

Genial artículo Manuel.

Bien mirado, tener la nevera al lado de la recre no es tan mala idea xD

rotulacion dijo...

Son muy buenos argumentos que yo tambien me he planteado a la hora de diseñas mi proyecto que podeis ver aqui:
http://laiukina.com/recreativa.htm