Páginas

viernes, 23 de mayo de 2008

Y LLEGÓ LA EGRET II

Como he comentado anteriormente, esperaba con impaciencia el mueble de recreativa Egret II japonés que ha llegado finalmente.
Las razones de la adquisición por mi parte de este mueble ha sido principalmente su compacto diseño, su estética y la posibilidad de jugar sentado.
Este tipo de muebles no se estilan en España. En otros países europeos y USA es muy común y hay gente que incluso tiene varias. Desconozco si alguien más en España tiene algún mueble de este tipo. No se puede descartar, pero en cualquier caso es algo extremadamente raro en este país por dos poderosas razones: traerlas resulta complicado y su precio incluido el envío lo convierte en un capricho muy caro no apto para bolsillos pudientes.

Tal y como comentamos en la anterior entrada "recreativas de tamaño contenido" que podeis leer más abajo, en España suele ser más normal (dentro de la rareza que resulta ya de por sí tener una recreativa en casa) utilizar los muebles que se veían por aquí en la década de los 80 y 90, debido a que son fáciles de encontrar y muy baratos.
Como enamorado de Japón y todo lo que lo rodea, las máquinas Candy japonesas (nombre con los que se hace referencia a los muebles bajos donde se juega sentado) siempre han resultado muy atractivas para mi, y una vez planteada la adquisición de un mueble he puesto todos mis esfuerzos en adquirir una de este tipo antes de las ya clásicas que se veían en los salones recreativos españoles.


IMPORTACIÓN

Una de las razones por lo que es complicado conseguir una Candy japonesa es que, precisamente, son japonesas, lo cual implica traerlas desde el país Nipón. Esto ya de por sí resulta todo un problema. Páginas como Coinopexpress las tienen disponibles a precios atractivos, pero el coste de transporte desde Japón dispara el precio del mueble hasta valores estratosféricos (debido a su tamaño y peso), además del gran riesgo que supone no saber el estado de la máquina y cómo nos va a llegar de un viaje tan súmamente largo. Como valores orientativos, el precio de fletaje en barco con un palet de madera tiene un coste de 1000 dolares. El problema es que una vez en el puerto, la dejan allí y debes contratar otra empresa de transporte independiente que te la lleve a tu casa cuyo coste es impredecible al tratarse de algo grande y pesado. A eso debe sumarse los correspondientes aranceles e impuestos.

La mejor alternativa es traerla de otro país europeo donde haya sido importada previamente. El precio del mueble será mayor y el precio de transporte seguirá siendo alto, pero probablemente menor que hacerlo desde Japón. Existen algunas páginas webs europeas especializadas en importar grandes cantidades de muebles en contenedores desde Japón que después venden en países europeos. Lo bueno es que pasan cierto filtro, al menos donde yo la adquirí, usan las que están en peor estado para recambios y solo venden las que están mejor conservadas, realizando el cambio de piezas que se considere oportuno previamente si se considera que algo está en mal estado (en mi caso, sustitución de todo el panel de mandos por otro nuevo de una Egret III más moderna). La página web oficial está todavía en construcción pero no puedo dejar de aconsejaros ésta que está en francés pero cuyo responsable (ya mi amigo Alexandre Lerat) también habla inglés: http://www.biggames.fr/. Los envíos se realizan desde francia.

PRECIOS PRECIOS PRECIOS

Cuando hablamos de las candy yo básicamente distingo entre las que disponen de monitor bifrecuencia (15/24 hz) y las que disponen de trifrecuencia (15/24/31 hz). El precio de las primeras ya puede considerarse muy elevado, pero las segundas con monitor trifrecuencia tienen ya un precio desorbitado al que hay que sumar precio de transporte (una egret III pelada cuesta 1650 euros sin gastos de envio). [EDITADO. Añado que debido a la antigüedad de este artículo los precios comentados están desfasados y que se han reducido considerablemente. Por favor consultad los precios actualizados]. A menos que nos sobre el dinero y queramos jugar mucho a juegos de placas de resolución mayor no tiene demasiado sentido la adquisición de una trifrecuencia. La Atomiswave funciona a 640x480 a 31 hz al igual que Naomi, aunque ambas se pueden jugar perfectamente a resolución estándar. Lo que está por venir, como por ejemplo, la taito type X2 se queda incluso corta en este tipo de muebles ya que usa resoluciones del tipo 720p y superiores. Así que básicamente el uso más típico es el de usar las candy de bifrecuencia con placas estándar (que son la inmensa mayoría, incluidos los shooters más recientes de Cave), a menos claro está que dispongamos de muchos juegos de Naomi, por ejemplo. Pero incluso así, no sale demasiado a cuenta pagar la diferencia de coste respecto a un mueble de resolución estándar sólo por un contado número de juegos cuando la inmensa mayoría de placas son a 15 hz y 320x200 y similares.

QUE CABINET ELIJO?

De todas maneras hay otros factores a tener en cuenta a parte de la resolución del monitor. Si tenemos la intención de rotar el monitor para shooters verticales, en no todos los muebles resulta fácil y el algunos casos resulta muy difícil o casi imposible lo que puede dar al traste la idea de jugar juegos verticales (a menos que lo rotemos la primera vez y no lo volvamos a cambiar de posición nunca, pero hay incluso casos donde para poder hacerlo es necesario modificar algunos aspectos de la máquina original). También es importante saber si es desmontable en algunas partes, era imposible hacer entrar mi Egret II por las puertas sin desmontar el panel de mandos, lo cual resulta relativamente sencillo. También ha sido de agradecer que el mueble tuviera cuatro ruedas, lo que la hace muy fácil de mover, y que el acceso a todas las características del mueble resulte tan sencilla (créditos, control de la configuración del monitor...etc etc).


Este tipo de muebles funciona a 110V por lo que se necesita un conversor que generalmente se proporciona con el mueble al adquirirlo (y si no, debemos adquirirlo por nuestra cuenta si no queremos fundir la máquina).

NO ME CABE

Ya hemos tratado este tema en el anterior artículo sobre muebles. Es cuestión de encotrarles el sitio con imaginación y estilo. Me atrevería a decir que una candy japonesa cabe en más del 90% de los domicilios españoles sin grandes problemas.


Tan sólo me queda daros mi email para asesoraros en caso de que os animeis a adquirir una Candy: Manuel799@gmail.com y agradecer a Alexandre Lerat su excelente servicio.

No hay comentarios: