Páginas

domingo, 15 de junio de 2008

SATURACIÓN DE BOOTLEGS (A PROPÓSITO DE GAELCO)

Decía Javier Valero como representante de la empresa Gaelco durante la celebración de la Lleida Lan Party 5 que el famoso World Rally, uno de sus arcades más representativos, ha sido probablemente la única placa arcade de la que nunca llegaron a ser dumpeadas sus roms y por lo tanto el único juego de placa recreativa del que no ha existido nunca una versión pirata o copia falsificada, conocida como "bootleg" (en inglés "de contrabando"), y a su vez, la imposibilidad de emular adecuadamente esos juegos en emuladores como MAME.
El concepto "bootleg" implica copia no autorizada y se extiende a todo tipo de ámbitos, no sólo videojuegos, sino también música o anime. Pero debido a la gran frecuencia de copias piratas en el mundo de los videojuegos arcade, el concepto bootleg está muy asociado a éste último, aunque en el mundo de la música japonesa también hace estragos y suele usarse este concepto con frecuencia.


Gaelco es una compañía Barcelonesa que sigue en activo aunque debido a la crisis del sector del videojuego ha extendido un poco su política abarcando otro tipo de máquinas recreativas como por ejemplo los juegos de dardos. Gaelco ha sido probablemente la única empresa española dedicada a los juegos arcade con proyección internacional y prestigio, con juegos de gran calidad y genialidad, muy jugables y divertidos.
Tal y como puede desprenderse de la mesa redonda celebrada en Lleida Lan Party, Gaelco estaba compuesta por un grupo de ingenieros que se encargaban tanto de crear el hardware como el software de las placas, lo que puede dar una idea de los enormes conocimientos de Gaelco en este sentido durante su época más importante. De hecho, durante la presentación de los primeros juegos de recreativa 3D, Gaelco fue capaz de rivalizar con otras empresas como Sega o Namco cuyo presupuesto y número de ingenieros era muy superior lanzando también un juego 3D.
Esa misma genialidad también la aplicaron para la encriptación de la roms en el chip Dallas y no ha sido hasta que la propia Gaelco ha cedido esas roms desencriptadas cuando ha sido posible jugar sin limitaciones a uno de los juegos más perseguidos y que más quebraderos de cabeza ha causado al Mame team como es el World Rally que básicamente tiene muchas similitudes con Neo Drift Out de Neo Geo.

A estas alturas del mundo de la emulación, la encriptación con tan mala leche del World Rally causaba cierta molestia y malestar. El código estaba contenido en una RAM que tiene protección de lectura y backup de sus datos en una batería. La clave de la encriptación del código está contenida dentro del chip Dallas. Si uno trata de leer la RAM, el chip lo detecta y se autodestruye junto con la RAM. El sistema tiene una mala uva considerable teniendo en cuenta los años a los que nos tenemos que remontar, pero cabe reconocer la genialidad de los chicos de Gaelco y su paciencia: estuvieron 1 año dedicados exclusivamente a este sistema de protección, teniendo el juego finalizado pero paralizado en su lanzamiento en arcades todo ese tiempo hasta que el sistema de protección estuvo finalizado. Y la verdad es que conseguieron su objetivo (a saber la de placas que se perdieron al intentar chinos o coreanos intentar copiarla) aunque ello ha conllevado también una larguísima espera para todos aquellos que querían jugar una versión emulada (no se pueden tener todas las placas jamma en esta vida). Cabe reconocer, una vez más, el éxito de Gaelco es esta encriptación, algo que no consiguieron otros monstruos del sector como Sega, Konami, Namco, Capcom (cuya CPS1 fue masacrada a bootlegs) O SNK (que con los MVS lo pasó bastante mal).

La verdad es que los bootlegs resultaban todo un problema para la empresas fabricantes de placas arcades, práticamente ningún juego se ha librado de su correspondiente versión bootleg, que en el mejor de los casos no se traba más que la información de las roms copiada en una placa de bajo coste con roms más baratas y tamaño generalmente enorme comparadas con las originales, debido a que usaban tecnología más desfasada con chips de memoria y CPU con tecnología de fabricación algo más antigua, lo cual provocaba en ocasiones placas de recreativa de tamaño monstruoso.
En los peores casos, los piratas llegaban incluso a modificar el código del juego introduciendo todo tipo de cambios y alterándolo. Estas variaciones son conocidas como "hacks" por estar "hackeadas", es decir, modificadas y alteradas. Existen muchos ejemplos de juegos hackeados en arcades, pero son relativamente complicados de ver debido a que Mame no da soporte a este tipo de juegos. Existe un emulador alternativo denominado "Misfitmame" especializado en juegos arcade hack. Uno de los videos más curiosos de juegos hackeados lo encontramos en el final fight y la modificiación que permitía jugar, por ejemplo, con el jefe final de la primera fase: http://es.youtube.com/watch?v=KYnzVs-CqzQ.

Ya en la época de las recreativas en España existía esa mentalidad de copiadores profesionales que tan mala fama nos ha otorgado. Aunque no teníamos los conocimientos para hacer nosotros mismos los bootlegs, sí es cierto que la cantidad de placas copia que llegaron a España de todo tipo de juegos fue realmente espectacular. Puede comprobarse perfectamente este hecho actualmente en los mercadillos de venta de los foros, ya que las personas que venden placas suelen tener un porcentaje muy elevado de placas bootlegs entre ellas, por lo que suele ser muy necesario especificar cuáles son originales y cuáles bootlegs de manera clara.
La razón más evidente es que una placa bootleg no está constituida por los componentes originales que fueron usados por la compañía fabricante, por lo que su durabilidad o funcionamiento correctos no pueden estar del todo garantizados en el tiempo. Y por otro lado, no deja de ser una copia, por lo que a nivel de coleccionismo están mejor valoradas como es lógico las versiones originales, cuyo tamaño de placa además suele ser más contenido tal y como he comentado anteriormente.
De hecho, existen casos un poco extremos en los que la versión bootleg de un determinado juego es muy fácil de encontrar y resulta barata mientras que la versión original es muy difícil de encontrar y resulta extremadamente cara. Quizás un claro ejemplo de esto sean juegos como Tetris o Ghost & Goblins.
La cantidad de placas bootleg en España es tan elevada que ya se consideran como algo completamente normal, y se venden y compran con total tranquilidad sabiendo claramente lo que vende el vendedor y lo que se está comprando: una copia. Todo el mundo lo acata y no existe censura aunque se traten de bootlegs, ya que se acepta que en muchos casos es la única manera de conseguir el juego, ya que el original en muchas ocasiones no es accesible por diferentes razones como precio o disponibilidad.
Para aficionados como yo que disponen de máquinas recreativas Jamma genuinas puede resultar una alternativa para poder pinchar y jugar un juego cuya versión original resulta imposible de localizar y pagar. Sin embargo, mi opinión es que resulta más práctico jugar a la versión emulada
en un PC o máquina adaptada con MAME antes de entrar en la poco recomendable dinámica de comprar placas bootleg. Además de enormes, una colección de placas bootleg realmente no tiene valor alguno y ni siquiera merece la pena perder el espacio que ocupan. Si es para jugar ocasionalmente debo recomendar un emulador antes de adquirir estas placas sistemáticamente.

1 comentario:

Holmes dijo...

Sirva a modo de complemento mi percepción sobre el tema, que parte desde otro punto de vista:

http://www.hdmb.org/index.php?topic=188.0