Páginas

domingo, 27 de abril de 2008

UNDER DEFEAT

Under defeat es un shooter de scroll vertical que apareció en el año 2005 para recreativas Naomi, concretamente en formato de disco GD-ROM.
El sistema Naomi está basado en el formato de placa base+ rom pero también existe la posibilidad de adaptar un lector de discos GD-ROM, sistema que vendrían a utilizar los últimos y más recientes títulos para Naomi. Existen, por tanto, juegos en formato ROM como si se trataran de un cartucho intercambiable y es el sistema con el que comenzaron la mayoría de títulos de esta placa (Cannon Spike, Dear or Alive 2, Gigawing....) y por otro lado puede adquirirse a parte y adaptar un lector de GD-ROM (discos CD de 1 gb) para los juegos que más tarde utilizarían este formato (como Border Down,Guilty gear XX, Ikaruga,etc) y que es compatible tanto para Naomi como para su posterior actualización Naomi 2.


Under defeat, al igual que otros títulos de Naomi, tuvo su correspondiente versión para la consola Sega Dreamcast siendo uno de los últimos títulos en aparecer para ella en Japón mientras que en Europa la consola ya había sido abandonada mucho tiempo antes. Este juego, por tanto, fue lanzado para recreativas y Dreamcast solo en Japón y es un juego difícil de encontrar ya que no aparecieron demasiadas copias y en general resulta un juego caro tanto la versión Dreamcast (que he conseguido sin desprecintar nueva por 99 euros) y la versión recreativa cuyo disco GD-ROM para Naomi está sobre los 400 euros.
Under defear es un juego muy clásico en su planteamiento, no se trata más que de un shoot´em up vertical con la mayoría de tópicos de este tipo de juegos: dos botones, uno para disparar y otro para las bombas que arrasan con todo y los clásicos jefes de final de fase duros de pelar.

Usamos un helicóptero y nuestros enemigos son básicamente "reales" es decir, otros helicópteros, tanques, aviones, etc.
No tenemos mejoras en el disparo principal, es decir, siempre tenemos la misma potencia de disparo. La única mejora temporal se realiza en formas de add-ons (pequeños acoplamientos) de diferente potencia en función del color. Una vez utilizado uno de estos acoplamientos, no es posible volverlo a usar hasta que pasa un tiempo prudencial y además se necesita dejar de disparar por completo durante un determinado tiempo adicional para cargarlo y hacer que esté disponible para su uso, lo cual nos puede dejar vulnerables durante cierto tiempo.

Cuanto mayor potencia tiene este acoplamiento mayor tiempo hay que esperar para usarlo y mayor tiempo hay que estar sin disparar para cargarlo. Estas dos esperas pueden ser largas así que existe un cierto componente estratégico para usar el add-on más adecuado según la zona y nuestra habilidad para esquivar. Existes 3 tipos de add-ons, el Vulcan, el Cannon y el Rocket, de menor a mayor potencia y espera. El Vulcan es un disparo parecido al nuestro aunque con mayor cadencia, el Vulcan es una especie de láser pulsado y el Rochet es un misil de gran destrucción.

El helicóptero que usamos puede girar unos 20 grados hacia los lados.
Los gráficos del juego están muy trabajados (al fin y al cabo es un juego relativamente reciente) y llama la atención el gran trabajo realizado con las explosiones, de las más realistas y logradas que se han visto en un juego de estas características, tanto la explosión en sí como el resto que dejan en forma de humo. La banda sonora tampoco está nada mal.
Existe un numero limitado de créditos y el juego es bastante difícil debido a que procede directamente de las recreativas. A medida que juegas te van dado créditos adicionales con los que vas llegando cada vez más lejos. Aun así la dificultad y la acción se disparan a partir de la tercera fase.

Si tenemos un mueble de recreativa adquirir la versión Naomi puede resultar bastante caro si además no tenemos el hardware previo (placa naomi y gd-rom). La ventaja es que si realizamos la rotación del monitor en el mueble podremos jugar como dios manda, mientras que la versión dreamcast deja dos grandes franjas negras a los lados de la imagen en el televisor. Existe la posibilidad de usar el juego rotado horizontalmente con los mandos adaptados pero se juega de manera realmente extraña. Como la mayoría de juegos verticales, poco podemos hacer con la versión dreamcast: o nos conformamos con este tamaño de imagen o le damos la vuelta al televisor si nos resulta posible.

Otro tema más escabroso es si merece la pena, aun teniendo una cabinet (mueble de recreativa) adquirir la versión para recreativa de juegos Naomi cuando la versiones dreamcast suelen ser pixel perfect y muchísimo más baratas. Si tenemos un televisor de tubo por casa, desde luego es más recomendable comprar una dreamcast y el juego. Si no tenemos un televisor que podamos usar para estos menesteres y solo disponemos de la recreativa es una opción comprar la versión Naomi aunque nos resultará muy cara, por lo que es recomendable asegurarse de que nos gusta mucho el juego. Además cabe recordar que la versión recreativa puede funcionar a 640x480 y 31 khz por lo que el resultado es mejor que en un televisor de tubo si el monitor de la recreativa es compatible con 31 khz. De la misma forma, el resultado en cuanto a calidad de imagen también mejora en la versión Dreamcast si la conectamos a un monitor o televisor LCD o plasma a través de la conexión VGA, siempre y cuando la resolución nativa del mismo no sea demasiado elevada.

Cabe recordar que las placas Naomi utilizan el sistema JVS por lo que se necesita el adaptador para poder usarlo en muebles jamma.


No hay comentarios: