Páginas

lunes, 25 de febrero de 2013

Taito Vewlix L (VERSIÓN NO OFICIAL)

Quiero agradecer ante todo a Manuel y a Arcademaniac la oportunidad de poder relatar y explicar un poco por encima las conclusiones a las que he llegado después de unos días de pruebas con el mueble Taito Vewlix L, un mueble deseado y odiado a la vez. Deseado por su belleza y por abrir un nuevo camino en los arcades, incorporando una pantalla LCD (desde hace ya unos años) y permitiendo la llegada de la resolución HD 16:9 a los arcades, es decir, un mínimo de 720p de resolución. Odiada por muchos por no contener la esencia de una recreativa con un monitor CRT de tubo con sus juegos pixelados y con scanlines donde nacieron los arcades por excelencia. Me llamo Raúl y algunos me conocerán en los foros como maestro3h. Y por fin llegó la Taito Vewlix después de unos cuantos meses de espera y de interminables mails.

Conseguir una Taito Vewlix es cada día menos complicado. Hasta hace poco, ya sea debido a su precio o por su reciente lanzamiento, adquirir una resultaba realmente difícil. Llevaba un tiempo observando los foros y la verdad es que no se trataba de un modelo muy extendido hasta que dí con un forero que iba a realizar un pedido para su web sobre arcades www.shadaloo.eu la cual se dedica a la creación de arcade sticks principalmente. He de reconocer que la espera ha sido demasiado larga para mi gusto y es aconsejable acudir a páginas como www.neo-legend.com o www.biggames.fr donde también las ofrecen en stock o bajo pedido. Es necesario matizar que se trata de la versión "china" no oficial aun así será interesante valorar las características de dicha versión.


De momento está cumpliendo mis expectativas. Tiene sus pequeños defectos, como todo mueble, pero es una compra recomendable siempre y cuando se sepa lo que se busca. Necesito unas horas más de pruebas, configuración y mejoras internas pero la verdad es que todo pinta muy bien y sé que me proporcionará muchas horas de diversión. He tenido la oportunidad de tener una Taito Egret 3 y una Naomi New net City, dos recreativas con mucho renombre, caché y calidad general, pero que no me terminaban de llenar. La razón es que mi objetivo primordial era poder conectar una Xbox 360 y tener la posibilidad de jugar online a sus juegos de lucha, encabezados por Street Fighter IV Arcade Edition y otros de estética manga como Blazblue. Ello delataba mis intenciones, ya que un monitor trifrecuencia si bien permite resoluciones VGA de 31hz, no me acababan de convencer completamente debido a que la resolución está por debajo de lo que permiten estos juegos.

Podría haber conectado la Xbox 360 a alguna de las televisones que hay por casa, ya sea LCD o Plasma, y comprarme un buen arcade stick (opción por la que ha optado Manuel para estos juegos manteniendo sus Egrets para juegos de 15hz) pero los que tienen una recreativa saben de sobra que si bien la experiencia de un arcade stick es buena, nunca se acercará a jugar en un mueble.

Los alicientes de la Taito Vewlix son muchos. Se trata de un máquina muy estable con más de 100 kg de peso, bien construida y acabada, bien diseñada, bonita y elegante. Está adaptada a la nueva hornada de juegos HD  y su panel de mandos viene de serie con multitud de botones para adaptarse a cualquier requerimiento de control. El monitor es un Samsung LTA320AP05 con dos entradas, VGA y DVI. Por DVI conecto la Xbox 360 y  VGA es la entrada estándar donde llega la imagen para juegos en placa jamma o juegos JVS como los de Naomi donde es necesario en este caso el uso del I/O board que incorpora el mueble (es decir, el adaptador Jamma/JVS).
Por tanto, pese a su modernidad, esta máquina no deja de ser una recreativa Jamma estricta con su conector jamma propio, no se trata de una recreativa JVS nativa. Las diferencias con una Egret 3, por ejemplo, es que incorpora una pantalla de mayor resolución y que tiene, de serie, un I/O para conectar placas JVS como Naomi, Taito Type X2, etc y un escalador de imagen para las fuentes de baja resolución (CGA2VGA).

La Taito Vewlix también tiene sus defectos. La fuente de alimentación, el adaptador I/O que incluye y el upscaler CGA2VGA que traen de serie son de marca china de mala calidad.

CGA2VGA de serie
La placa CGA2VGA es un "upscaler" que se encarga de escalar la imagen a la resolución nativa para que no se vea tan pixelada en el caso de fuentes de menor resolución (15/24/31 hz). El que incorpora de serie la Taito Vewlix L no tiene demasiada calidad. Incluso no resulta posible acceder al menú de esta placa para escoger, al menos, la resolución de salida y resulta bastante limitada en conexiones de entrada y salida de vídeo. Por lo que he optado por adquirir otra de mayor calidad que en breve recibiré. Además si el conector VGA está conectado a esta placa, no es posible recibir señal de vídeo del conector DVI, ni siquiera aunque realmente no estemos usando la conexión VGA porque no tenemos una placa jamma conectada, por ejemplo. Simplemente por el hecho de tener el conector puesto es suficiente para anular la conexión DVI, lo cual resulta una importante incomodidad. He decidido por tanto sustituirlo este CGA2VGA por otro escalador de más calidad que permite acceder a un menú de configuración para elegir la resolución de salida además de incorporar varias entradas y salidas de vídeo, lo cual siempre es una ventaja.

SLG3000
Es muy recomendable combinar este upscaler con el generador de scanlines SLG3000 para los juegos de 15/24 hz. El SLG3000 es una pequeña placa que genera un efecto de scanlines similar a un monitor CRT, permitiendo simular la calidad de estos monitores en un LCD y disimulando mucho la pixelación. No he tenido aún la posibilidad de probarlo, aunque es innegable que tendré que adquirirlo ya que creo que es imprescindible. El SLG3000 incorpora entrada y salida VGA, por lo que será suficiente con colocarlo justo entre el conector VGA y el escalador CGA2VGA.

La fuente de alimentación cumple su cometido y no ha sido necesario utilizar un conversor de corriente 220V/110V como suele ser habitual, pero no es de mi plena confianza y probablemente busque un sustituto en breve.

Fuente de alimentación
La conexión DVI funciona perfectamente para conectar una Taito Type X2, una Lindbergh o en mi caso una xbox 360. Por contra, el adaptador Jamma/JVS (I/O) que incorpora este mueble he podido comprobar que da problemas al conectar la  Taito Type X2 o la Sega Lindbergh debido a que no lo reconoce. He podido comprobar que este I/O board es una mala copia del Capcom I/O ya que son prácticamente la misma placa pero con mínimos retoques y parece claro que no funciona tan bien. Por lo tanto, para aquellos que tengan la intención de conectar este tipo de placas, es recomendable hacerse con un Capcom I/O.

I/O  de serie
Otro pequeño inconveniente a comentar es el ventilar 12x12 que incorpora la máquina para expulsar el aire caliente del interior. Una turbina de avión al máximo de revoluciones es más silenciosa, sobretodo a ciertas horas de la noche en las que el silencio es importante. He decidido sustiruirlo por un Tacens Ventus Air 2 que por sólo 14 euros me garantiza calidad y sobretodo silencio.

El mueble incluye 4 altavoces que suenan bastante bien y el panel de control para dos jugadores incorpora hasta 7 botones por jugador, lo que dan fe de su afinidad por los juegos actuales.

Ventilador de serie
Como resulta lógico, los juegos de Xbox 360 por DVI se ven estupendamente y es como más  provecho se saca a un mueble HD, sin lugar a dudas. Tan sólo había que solventar el problema de conectar los mandos de esta consola a los del panel de control, cosa que resulta posible adquiriendo unos "hadpacks" de 360 con los conectores utilizados en la Taito Vewlix(JST). Estos hadpacks los adquirí a un usuario que postea en el foro www.arcadeotaku.com  y que se dedica a ello. No es nada difícil de realizar, pero prefiero dejarlo en manos de gente con cierta experiencia. Estos hadpacks se conectan por un extremo a los conectores USB de la consola. La pequeña placa de circuito integrado realiza las conversiones correspondientes para finalmente conectar por el otro extremo el cableado directamente al panel de mandos.

Hadpack

La experiencia jugable es fantástica y te sientes como si estuvieras en un salón arcade japonés con las últimas novedades, pudiendo jugar online con miles de usuarios. El problema es cuando conectas juegos old style como placas jamma. Evidentemente la resolución nativa es muy alta comparada con los 15hz de estas placas por lo que el resultado dista bastante de un monitor de tubo CRT. El resultado es bastante pobre, y aunque terminas por acostumbrarte (o al menos lo intentas) jamás se logra la calidad del CRT a no ser que se tomen ciertas medidas para intentar acercarnos a ella como ya hemos comentado.


Si bien el mueble es Taito licenciado, se nota que han mandado "rematarla" con componentes chinos de dudosa calidad para abaratar costes. Son aspectos solventables, pero que te obligan a realizar un desembolso extra si deseas tenerla al 100% de calidad. Obviando estos contras, el mueble es una compra muy aconsejable en todos los aspectos. Además es actualizable tanto estéticamente (Taito Corporation acepta pedidos de cada pieza de la Vewlix aunque con precios un tanto fuera de lugar) como a nivel del LCD que es posible sustituir en caso de fallo por cualquier LCD de 32´´ existente lo cual se podría considerar un defecto en el caso de los muebles con CRT donde la sustitución puede ser más complicada.

Detalle de la calida de imagen
La calidad con juegos de 15hz es bastante pobre de entrada

3 comentarios:

Eduardo Ragui dijo...

Exelente revision de la cabina. Te felicito por tu adquisición, muchas gracias por compartirla con todos.

Ishiro dijo...

yo estoy pensando comprarme una ahora mismo, para poder disfrutar del street fighter IV como comentas,ahora bien me lo tendre que mirar bastante dado las pequeñas cosas que comentas ya que me gustaria que llegara y funcionara directamente sin tener que tocarle nada, que le vamos hacer soy asi de comodo :P
felicidades por la review.

Anónimo dijo...

Sois conscientes de que no se trata de la cabina de Taito original?

Es una de las múltiples copias Chinas que desde Francia tienen a bien vender como originales.