Páginas

jueves, 18 de noviembre de 2010

PREHISTORIC ISLE

Prehistorc Isle es un shoot´em up de scroll horizontal donde manejamos un biplano de los años 30. Hemos sido enviados a una isla perdida en el triángulo de las bermudas donde siguen viviendo a sus anchas todo tipo de dinosaurios. Las fases siguen los mismos tópicos de este tipo de juegos: fases relativamente cortas y jefes finales de fase de un tamaño respetable. En este caso representados por grandes dinosaurios con una mala leche especial.
Si existió una recreativa que me marcó especialmente durante mi infancia fue sin duda prehistoric isle in 1930. Recuerdo que la paga que religiosamente mis padres me daban cada fin de semana la gastaba en los salones recreativos, y durante una buena temporada especialmente en este juego que llegó en determinados momentos a convertirse en una obsesión para mi.


Realmente el juego es endiabladamente difícil, de hecho, las partidas resultaban especialmente cortas, y en el caso de que por cualquier razón no jugaras especialmente bien más cortas aún si cabe. Era un juego bastante desagradecido con el jugador y pese a la rápida pérdida de créditos y a la fustración que ello provocaba, yo volvía al juego una y otra vez. Incluso sabiendo que no llegaría muy lejos.
Con el paso del tiempo intento descubrir por qué Preshistoric Isle resultó tan hipnótico para mi. En términos generales diría que aunaba todo lo que en ese momento, y también actualmente, considero que son los ingredientes de un buen arcade. Y despuntaba un poco por encima de los demás, quizás por el aspecto técnico algo más cuidado o por la ambientación del juego que te invitaba a querer llegar más y más lejos y ver nuevos jefes finales de fase y nuevas localizaciones.

El tema de los dinosaurios no había sido demasiado utilizado en los arcades hasta ese momento, no al menos con el protagonismo y la buena adaptación e integración que SNK consiguió en esta placa. En el juego se muestran dinosarios reales, pero también otros completamente ficticios (la mayoría, dicho sea de paso). Quizás su representación vista en estos tiempos pueda resultar algo caricaturesca, sin embargo resultó muy efectiva en su momento y, a mi modo de ver, incluso preferible al diseño presentado en su segunda entrega.

SNK lanzó este juego en 1989 y ya apuntaba maneras en el aspecto técnico, dejando ver un atisbo de lo que en el futuro se convertiría SNK en el ámbito de los arcades 2D. De hecho lanzaría NEO GEO MVS el año siguiente, con una características técnicas muy parecidas a las que incorpora prehistoric isle en su placa: Procesador principal Motorola 68000 y Z80 sólo para el audio. Otros juegos pre-mvs incorporan la misma arquitectura: POW, Street Smart, SAR o Ikari III. En cierta forma SNK consideró positivo convertir el potencial de esta arquitectura en un sistema multicartucho, algo que desde luego y como todos sabemos resultó todo un acierto.
Prehistoric Isle muestra un aspecto gráfico excelente (siempre salvando las distancias y teniendo en cuenta que es un juego de 1989) que aun hoy creo que mantiene el tipo de manera más que aceptable si tenemos en cuenta que han pasado más de 20 años. No solo sigue siendo gráficamente decente a estas alturas, sino que el audio también sorprendía por la digitalización muy acertada de los sonidos que emitían los dinosaurios y las explosiones lo cual hacía ganar en ambientación, y por la acertada música pegadiza y bien compuesta. También era muy destacable la fluida y cuidada animación de todos los dinosaurios, grandes o pequeños.
Actualmente sigue siendo un juego muy desafiante por su dificultad. En su momento recuerdo no haber visto mucho más allá de la tercera fase, ya que a partir de ese momento la dificultad pasa de ser elevada a ser casi desquiciante. En algunos momentos incluso absurda por lo imposible que puede volverse.
Existen algunos cambios que se agradecen durante el juego, como es el hecho de que en determinados momentos nos deplazamos verticalmente por la pantalla, aunque sin cambiar nuestra orientación. Existe además una fase bajo el agua en el que se sustituyen los avisones por submarinos. No es un gran cambio, pero resultaba algo que sorprendía a los jugadores acostumbrados a arcades sin grandes variaciones hasta el final.


Uno de los mejores aciertos sin duda es la arma multidireccional que se usa. Una vez adquirida, con el segundo botón es posible colocarla en 8 posiciones diferentes de nuestro avión correspondientes a las 8 posiciones del mando: arriba, abajo, frontalmente, en la parte posterior y en los ángulos. superior-izquierda, superior-derecha, inferior-izquierda e inferior-derecha. Lo curioso del caso es que en cada posición cambia el tipo de disparo que se realiza, lo que da cierto componente táctico al juego, ya que a medida que vamos jugando y por un efecto ensayo-error vamos aprendiendo a saber dónde debe posicionarse el arma en cada momento. Así por ejemplo, nada más empezar la partida ya se nos muestra de manera clara dónde debemos colocarla: en la parte inferior, para poder destruir a los irritantes trogloditas saltarines y sus chozas.
Esta arma puede ser además potenciada hasta en 5 ocasiones recogiendo items adicionales idénticos al que nos da el arma especial en cuestión.

La velocidad del biplano también puede aumentarse hasta en 3 ocasiones.
Otro item destacable es la bomba de destrucción masiva, que destruye todo lo que se encuentre en pantalla.
Las mejoras se pierden por completo si somos destruidos, lo cual, como viene siendo habitual en los juegos de estas características nos deja en una situación de indefensión total que facilita que seamos destruidos nuevamente con más facilidad hasta que consigamos recuperar la potencia de disparo.
La placa original de Prehistoric isle es relativamenete difícil de localizar y existe un número muy elevado de bootlegs, es más fácil toparse por tanto con una copia. La emulación en MAME existe desde hace años. Como podeis ver en la imagen inferior, existió un mueble específico adornado con los artes del juego. No es especialmente bonito pero teniendo en cuenta los años a los que nos remontamos era más que aceptable.


¿Y Prehistoric Isle 2?
Ya metidos en el sistema MVS, SNK decide lanzar Prehistoric Isle 2 nada menos que 10 años más tarde (1999), aunque cediendo el proyecto a Yumekobo, que anteriormente había desarrollado otros títulos excelentes como Blazing Stars. En cierta forma fue una excusa para volver a realizar un shump horizontal con dinosaurios, aunque la única conexión con el primer prehistoric isle está en el nombre y poco más. Cuando se anunció esta nueva entrega mi hype se disparó, pensé en un juego basado en las mismas premisas del primer título, respetando el apartado gráfico pero actualizándolo a los nuevos tiempos y respetando todos los aspectos que habían caracterizado a la primera entrega: biplanos y disparo de posición variable.

Aunque no se puede considerar esta segunda entrega como un mal juego (de hecho no lo es, ni mucho menos) bien es cierto que excepto porque salen dinosaurios, no existen muchas más similitudes con el primer Prehistoric Isle. Los biplanos se sustituyen por unos rechonchos helicópteros con menos carisma y desaparece el arma que caraterizó y supuso cierta seña de identidad en el primer juego para pasar a usarse armas de corte más tradicional y de efecto casi exclusivamente frontal.. Como novedad se introduce el rescate y la defensa de personas, algo curioso aunque anecdótico.

Se introducen una gran variedad de dinosaurios, algunos siguen siendo ficticios aunque existen más dinosaurios reales que en la primera entrega.
Gráficamente el aspecto de esta segunda parte es discutible. No soy un admirador de los gráficos de estilo render que muestra el juego y que anteriormente se habian visto en otros títulos de YumeKobo (con mejor resultado que este prehistoric isle a mi modo de ver). Entiendo que se intente aumentar la espectacularidad y la vistosidad gráfica usando estas técnicas, y aunque luce muy bien el efecto que me provoca es justamente el contrario. Directamente, no me convence. Entiendo que para gustos colores, pero personalmente prefiero el dibujado y los sprites clásicos.

8 comentarios:

francisco dijo...

Gran Artículo Manuel,como siempre.Ha sido una grata sorpresa leete de nuevo y mas hoy que me van a sacar una muela.

Un saludete

Manuel P.Almuedo dijo...

Jejeje que te sea leve. La próxima vez pide conmigo, que yo soy odontólogo!!!! si si, en serio. He aquí un dato que no habia hecho publico hasta ahora.

Saludos

francisco dijo...

Que coincidencia!,jejeje.Quien iba a decir que fueras odontólogo.Todo a ido bien.Vamos si ya fueras de Sevilla me vendría de perlas,jejejeje.

PD:Yo actualmente estoy trabajando en una empresa de transportes.

Un saludete de nuevo Manuel y muchas gracias por tus artículos que son muy entretenidos,profundos y detallados.

Manuel P.Almuedo dijo...

Gracias a ti por estar ahí y leerme, eso siempre da ánimos para seguir.

Un abrazo

Ronin dijo...

Otros dos juegos que desconocía.

Apuntados quedan para problarlos, pero si son tán difíciles como dices, creo que pronto los dejaré de lado :(

Saludos.

Manuel P.Almuedo dijo...

La segunda parte no es tan difícil, pero la primera puede llegar a ser desquiciante.

Ronin dijo...

Probados y difíciles de narices!.

En la segunda parte, he pillado a gente con el helicóptero, y no sabido dejarlos en el suelo. Tampoco he jugado mucho, pero bueno ;)

Por cierto, buscando juegos de fabricantes a los que haces referencia de vez en cuando, busqué Cave, y encontré ESP Ra. De. que me pareció oirginal como pocos, por buscarle algun parecido, mencionaría al mazinger-z.

Supongo que lo habrás probado, no?

Saludos.

Manuel P.Almuedo dijo...

Sí, el Esp ra de es de la primera hornada de Cave. No está mal, aunque solo he podido probarlo emulado. Lo dejé de lado a favor de otros títulos que me parecen mejores, como los dodonpachi. El que sí merece mucho la pena echarle un ojo es a Guwangue que además acaba de ser lanzado para Xbox live arcade. Es un shump precioso basado en la cultura tradicional japonesa.
Creo que nos estamos saliendo un poco del tema, no sé por qué Cave siempre es un tema recurrente.